“No hay razón para que México no haga ciencia”

El país tiene mentes brillantes, pero falta voluntad política para su desarrollo, afirma
Jerome Friedman, premio nobel de Física 1991. (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
05/04/2017
02:16
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

México tiene el talento y los recursos humanos necesarios para arrancar una carrera exitosa en el campo del desarrollo de ciencia y tecnología, opina el ganador del Premio Nobel de Física 1990, el estadounidense Jerome Friedman. Además de jóvenes y científicos brillantes, señala en entrevista con EL UNIVERSAL, es necesario que los tomadores de decisiones tengan la voluntad política para llevar al país por ese camino.

Friedman tiene 87 años y se mantiene activo dando conferencias en todo el mundo y participando en investigaciones en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

En 1990 fue reconocido con el Premio Nobel por el trabajo de toda una vida: junto con sus colegas Henry W. Kendall y Richard E. Taylor logró demostrar de manera experimental, más allá de las teorías y el papel, la existencia de los cuarks: los componentes de los protones y los neutrones, las partículas elementales por las que estamos formados todo el Universo.

 

¿Cuál es el mensaje para los jóvenes que buscan hacer una carrera en la ciencia?

—La ciencia y la ingeniería son carreras extremadamente satisfactorias e interesantes. México y el mundo necesitan más científicos. Por ejemplo, México tiene la capacidad para desarrollarse como una nación industrial. ¿Por qué no la tendría? Posee la misma cantidad de mentes brillantes que otros países, tiene genios por todos lados, ¿por qué no darles la oportunidad de hacer cosas grandiosas a jóvenes con talento? Estos jóvenes tienen la capacidad para hacer cualquier cosa si les damos la oportunidad, y ésta tiene que provenir del gobierno, la iniciativa privada y la academia. Todos estos sectores deben involucrarse en el desarrollo de programas educativos fuertes. El gobierno tiene la tarea más importante porque tiene los recursos para proveer educación y oportunidades para hacer ciencia.

 

¿Qué necesita un país para formar científicos?

—Si quieres tener científicos en México, necesitas hacer ciencia. Entonces, además de apoyar la educación, el gobierno necesita dar apoyo a la investigación básica porque el sector privado sólo financia investigación que le dé ganancias a corto plazo. Si tienen que esperar 10 años para que una investigación genere incentivos económicos no le apuestan a esa investigación. En la investigación básica no puedes dar nada por sentado ni hacer promesas, porque no sabes a dónde te va a llevar o qué vas a obtener, pero las tecnologías más importantes e interesantes del futuro provienen de la investigación básica que se está llevando a cabo en estos momentos y no hay razón por la cual México no pueda hacer su propia contribución en el tema y tener tanta producción científica como cualquier país del mundo.

 

¿Qué se necesita para el desarrollo de investigación básica? ¿Es sólo presupuesto?

—Es una parte, pero se requiere un sistema educativo que forme a la gente en ciencias. También se necesitan oportunidades para hacer investigación. Son dos requisitos necesarios.

 

¿A qué edad debe comenzar la formación científica?

—Si quieres fomentar el interés de los jóvenes en la ciencia necesitas comenzar desde que son pequeños, y esto quiere decir que debes capacitar a los profesores de educación básica para que posean ciertos conocimientos científicos y para que puedan enseñar ciencias. Un niño pequeño no puede aprender ciencia avanzada, pero puede comprender que cuando maneja su computadora, su tableta o su teléfono no es magia, sino que todos estos artículos fueron inventados gracias a la ciencia. Hay cosas que les puedes enseñar a los niños que no son ciencia avanzada, pero les puedes contar sobre el Universo, por ejemplo, y emocionarlos a través de la ciencia. Yo me interesé en la ciencia no porque me interesara, sino porque leí sobre Albert Einstein y su teoría, y me pareció fascinante.

 

¿Cuál es el verdadero reto?

—El verdadero problema es capacitar apropiadamente a los profesores para que sepan cómo enseñar ciencia. En algunos lugares de Estados Unidos están probando con poner a los profesores de ciencia de educación básica a que interactúen con investigadores universitarios, quienes les dan conferencias sobre ciencia moderna durante las vacaciones de verano para que puedan replicar algo de este conocimiento en sus salones de clases. Es un asunto complicado, no hay una respuesta sencilla, pero existen formas para hacerlo.

 

¿Qué se necesita para que un país se inicie exitosamente en el desarrollo de tecnología?

—Le voy a responder con un ejemplo de la vida real: Singapur, un país que en la década de 1960 se independizó de Reino Unido. No tenían recursos ni generaba riquezas por sí mismo. Tenía buenas universidades porque los británicos las habían construido, pero nada más. Lo que hicieron fue llevar a trabajar a los mejores profesionistas de todo el mundo, les pagaron bien y se construyeron a partir de eso. Ahora son una potencia tecnológica y económica, y son un país de 5 millones de personas. Tienes que decidirte a utilizar tus recursos de la mejor manera posible, tienes que atraer talento de donde puedas, asegurarte de que si capacitas y educas a tu gente se puedan quedar en tu país y no tengan que salir al extranjero para desarrollar su talento. No es fácil, pero es posible y Singapur lo hizo.

 

¿El desarrollo de tecnología se puede convertir en una oportunidad de negocio para México?

—Sí, cada país tiene la misma cantidad de mentes brillantes que los demás. Somos iguales, México tiene gente muy talentosa. Lo triste es tener genios y personas talentosas que no tienen oportunidades para desarrollarse. México puede, pero es necesario que exista la voluntad política. Conozco a excelentes jóvenes ingenieros mexicanos que son tan buenos como los de cualquier otro país.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS