Semarnat busca salvar a la vaquita marina con plan de emergencia

El programa Vaquita CPR que encabeza la Semarnat consiste en trasladar algunos ejemplares a un santuario temporal, donde podrán reproducirse sin el riesgo de caer en las redes de enmalle que siguen operando de manera ilegal
El gobierno federal destinará 3 millones de dólares para poner en marcha el plan de emergencia para salvar a la vaquita marina de la extinción. Foto: Archivo/EL UNIVERSAL
04/04/2017
17:03
Astrid Rivera
Ciudad de México
-A +A

El gobierno federal destinará 3 millones de dólares para poner en marcha el plan de emergencia para salvar a la vaquita marina de la extinción, el cual busca trasladar algunos de estos cetáceos a un refugio temporal.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales canalizará 3 millones de dólares para el arranque del proyecto Vaquita CPR (Conservación, Protección y Recuperación) es una estrategia recomendada por el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), la cual consiste en trasladar algunos ejemplares de esta especie a un santuario temporal, donde podrán reproducirse sin el riesgo de caer en las redes de enmalle que siguen operando de manera ilegal en la zona protegida.

El plan de conservación Vaquita CRP se realizará a la par de los esfuerzos conjuntos para eliminar la amenaza de las redes agalleras y la pesca ilegal en la zona. El proyecto Vaquita CPR se fondeará con aportaciones complementarias de asociaciones civiles internacionales comprometidas con la conservación de los mamíferos marinos.

Los trabajos comenzarán en otoño próximo porque la tranquilidad del mar en esa época del año favorecerá la localización de los ejemplares. Sin embargo, los expertos reconocen que prevalece la incertidumbre sobre el comportamiento que tendrá la marsopa al momento de la búsqueda, captura y mantenimiento de las vaquitas en un refugio temporal.

Sam Ridgway, presidente de la Fundación Nacional de Mamíferos Marinos, manifestó que los conservacionistas y la comunidad científica reconocen los riesgos, pero el deber de actuar los motiva a sumarse con sus conocimientos a esta experiencia colectiva.

Como es sabido, el descenso de la población de vaquita es consecuencia principalmente de la muerte accidental de las marsopas en las redes de enmalle.

En 2015, el gobierno de Presidente Enrique Peña Nieto anunció la prohibición de la pesca por dos años en el Alto Golfo de California para dar oportunidad al desarrollo de artes de pesca sustentables, y dispuso un programa de compensación económica para proveer de ingresos a los pescadores afectados.

Además, se intensificaron los programas de inspección y vigilancia por parte de la Marina Armada de México, junto con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y, recientemente, la Gendarmería Ambiental.

El proyecto Vaquita CPR lo encabezará el gobierno mexicano, a través de la SEMARNAT, con el apoyo de la Fundación Nacional de Mamíferos Marinos, el Centro de Mamíferos Marinos y la Sociedad Zoológica de Chicago, además de un consorcio de expertos en mamíferos marinos conformado por más de 12 organizaciones conservacionistas de todo el mundo.

Destacan del lado nacional el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), la Asociación Mexicana de Hábitats para la Interacción y Protección de Mamíferos Marinos (AMHMAR) y el Acuario Oceánico. Por parte de Europa, participan  Dolfinarium Harderwijk, Universidad de Aarhus y Fjord & Baelt.

Entre los colaboradores estadounidenses se encuentran la Duke University y la Comisión de Mamíferos Marinos, NOAA Fisheries, la Asociación de Zoológicos y Acuarios, Dolphin Quest, la Asociación Internacional de Entrenadores de Animales Marinos, SeaWorld y el Acuario de Vancouver.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS