Corregirán abandono de bibliotecas del Poder Legislativo

La Comisión de Biblioteca del Senado propone un Reglamento del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión; ninguno de los tres establecimientos juega un papel activo, diagnostican
04/04/2017
13:26
Alberto Morales y Juan Arvizu
México
-A +A

A partir de un diagnóstico de que las tres bibliotecas del Poder Legislativo incumplen disposiciones legales que las norman; no hay control sobre sus acervos y de ninguna manera son punto de encuentro con los ciudadanos, el Senado recibió un proyecto de Reglamento para sacarlas del abandono.

El presidente de la Comisión de Biblioteca de la Cámara Alta, Óscar Ramón Rosas González (PRI), presentó al pleno un proyecto de Reglamento del Sistema de Bibliotecas del Congreso de la Unión, a fin de articular los servicios de los establecimientos que operan en la Cámara de Diputados, la Biblioteca del Congreso, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, y la del Senado, en la misma área.

Entre las tres bibliotecas hay desarticulación, expuso Rosas González al dar a conocer aspectos del reciente diagnóstico sobre la operación de estos servicios. Dijo que “no es posible hablar de un Sistema, ya que las tres Bibliotecas no se encuentran articuladas, funcional, ni estructuralmente entre sí”.

Advirtió que la comisión que encabeza no puede operar o administrar ninguna de las bibliotecas como establece la Ley Orgánica, de modo que este órgano legislativo queda relegado en el entorno de las Bibliotecas del Congreso.

La Biblioteca Parlamentaria del Senado “Melchor Ocampo”, ha registrado avances en su esfera administrativa, y es necesario su fortalecimiento orgánico y estructural, a fin de que pueda proyectar todo su potencial, tanto de sus recursos como de los servicios que brinda como biblioteca parlamentaria especializada.

En la Cámara de Diputados, al Ley Orgánica integra a la secretaría de Servicios Parlamentarios los servicios de los acervos, hemeroteca, videoteca, multimedia, museografía e informática.

Por lo que toca a la Biblioteca del Congreso de la Unión, la cual por ley es beneficiaria del Depósito Legal, esto es, ejemplares que entregan los editores de libros y materiales documentales, incumple esta disposición que se cumplen en la Biblioteca de San Lázaro.

Tocante al Depósito Legal, “no se cuenta con estadísticas y archivos fiables que den cuenta de la recepción, tratamiento y distribución del material bibliográfico”, expone el proyecto de reglamento.

“Ninguna de las bibliotecas tiene un papel activo en materia de difusión de las actividades y cumplimiento de las atribuciones del Congreso, conforme a la Ley Orgánica”, señala la propuesta a fin de que los tres establecimientos operen en forma coordinada.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS