Migrantes, víctimas de un Estado de derecho deficiente": CEM

Obispos del país señalaron que no podemos ocultar la vergonzosa situación que desde hace muchos años se presenta en México, principalmente respecto de los migrantes centroamericanos
26/04/2017
22:32
Astrid Rivera
-A +A

México enfrenta una “emergencia humanitaria” por la migración la cual tendrá repercusiones en todo el país y en la región de América Latina, afirmó la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

A través del documento “Acompañar a nuestro pueblo en camino. Acciones de la Iglesia Católica ante la emergencia humanitaria, que enfrentan las comunidades de migrantes” calificó como “deficiente” el Estado de Derecho de México puesto que los migrantes centroamericanos son víctimas del crimen organizado, lo cual consideró como una “situación vergonzosa”.

“No podemos tampoco ocultar la vergonzosa situación que desde hace muchos años se presenta en México, principalmente respecto de los migrantes centroamericanos, tantas veces víctimas del crimen organizado, de extorsiones y de trato inhumano. Asimismo, víctimas del deficiente Estado de Derecho y del poco aprecio a los derechos humanos también en nuestro propio territorio”, expresó.

En la 103 Asamblea Plenaria de la CEM, los 134 obispos del país destacaron que no pueden ser omisos ante las declaraciones y acciones “intimidatorias” del gobierno de Donald Trump, quien ha emprendido medidas que atentan contra la unidad de las familias migrantes y su derecho a ejercer un trabajo digno.

“La emergencia humanitaria con motivo del fenómeno social de la migración a la que como nación nos enfrentamos es grave, y su perspectiva futura no apunta a una mejoría sino a tener grandes afectaciones en todo México y en la región en su conjunto”, expresó.

El documento firmado por Francisco Robles Ortega, presidente de la CEM, y Alfonso Miranda Guardiola, secretario general de dicho órgano destacó que las acciones del gobierno de Trump se suman a un “deficiente” marco regulatorio en los Estados Unidos puesto que no se fundamenta en el respeto de los derechos humanos de los migrantes.

Los obispos del país indicaron que ante esta “grave” situación la Iglesia Católica debe asumir la “responsabilidad histórica de actuar al servicio de nuestro pueblo”. Por lo que apoyarán en la elaboración y promoción de iniciativas conducentes a mejorar la legislación que regula el fenómeno migratorio en México, buscarán el acercamiento con instituciones y el gobierno, así como con organismos internacionales que atienden esta problemática.

Señalaron que la CEM propiciará espacios de diálogo y colaboración para realizar acciones emergentes, regionales, nacionales e internacionales en favor de los migrantes.

Consideraron que el diálogo desembocará en compromisos concretos y procesos compartidos, que tengan impacto en la vida real de las comunidades de migrantes. Como Iglesia “nos enfocaremos a ayudar y ofrecer nuestro servicio” a quienes en su deseo de alcanzar los Estados Unidos han sido criminalizados.

“Estaremos atentos, y daremos seguimiento, tanto a nivel nacional como internacional, a las infracciones y violaciones que en materia de derechos humanos afecten a las personas migrantes”, subrayaron.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS