‘Universidades deben ser asunto estratégico’

Preocupa a la asamblea de rectores que los gobiernos no financien educación
Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (centro), se sumó al pronunciamiento de otras 36 universidades en el que se pide a los gobiernos mayor apoyo para fomentar el intercambio estudiantil. (UNAM)
24/04/2017
02:02
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

Los rectores de 37 universidades públicas de la Red de Macrouniversidades de América Latina y el Caribe hicieron un llamado a los gobiernos de sus países para que consideren a la educación superior como “un asunto estratégico” y expresaron su preocupación porque se han desentendido de su obligación de financiarla.

El trabajo de las universidades, señalaron los rectores en la Declaración de Santiago de Chile, requiere autonomía, y se mostraron alarmados porque, en algunos países, los gobiernos se han “desentendido de su responsabilidad de financiar la enseñanza universitaria pública (...). Más grave aún, pueden delegarla al sector privado a un alto costo y sin garantías de calidad”, se señala en el documento.

La octava Asamblea General de Rectores, en la que participó Enrique Graue Wiechers, se celebró en la Universidad de Chile. Su próxima versión se realizará en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en abril de 2018.

Los rectores acordaron que ante la migración las instituciones deben trabajar en políticas públicas que permitan el tránsito de personas por la región y que este se realice de manera segura y en respeto y protección de los derechos humanos; también acordaron buscar mayor apoyo de los gobiernos de cada país para incrementar los intercambios estudiantiles.

“Uno de los factores más eficaces para asegurar una relación amistosa entre los pueblos es incentivar la exposición de los jóvenes, quienes configurarán las futuras élites a las realidades socioculturales de otros países. (Es) crucial lograr apoyos gubernamentales que permitan incrementar significativamente los programas de intercambio estudiantil”, señala el documento.

En la clausura del encuentro, los rectores demandaron que la educación superior sea vista no sólo para la formación de jóvenes, sino como un eje para el desarrollo social, cultural, científico y tecnológico de los países.

“Estas instituciones son un espacio de pensamiento y formación pluralista de excelencia que garantiza el desarrollo de sus países y, por ende, de la región”, señalaron los rectores en la Declaración de Santiago de Chile, la cual emitieron al término de su encuentro en la capital del país sudamericano.

La Red de Macrouniversidades Públicas de América Latina y el Caribe fue fundada en el año 2002 y agrupa a 37 universidades de 20 países latinoamericanos cuya “importancia es central para el desarrollo del Estado en la región”, señaló la Universidad de Chile, la cual fue anfitriona del evento. En el encuentro participaron los rectores de la Universidad de Chile, de la Universidad de Buenos Aires, la Universidad de São Paulo y la UNAM, entre otras.

Entre las características que comparten estas instituciones es tener una matrícula de más de 40 mil estudiantes; poseen una cobertura del conjunto de las áreas del conocimiento en pregrado y posgrado; liderazgo en investigación; financiamiento público; y su trabajo en el resguardo del patrimonio histórico y cultural.

La educación superior debe apostarle a la innovación y a conectar a las instituciones de la región a través de las tecnologías de información y la comunicación puesto que: “Una mayor sinergia entre éstas permitirá enfrentar mejor la pobreza, la corrupción y la inestabilidad política de los países”.

Señalaron que en el actual contexto político y social “con potenciales amenazas a la identidad y la integridad de los pueblos de la región”, las universidades deben integrarse aún más para respaldar un adecuado desarrollo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS