La historia de cómo Pedro Infante estuvo casado con dos mujeres al mismo tiempo

El proceso de divorcio entre el “ídolo de Guamúchil” y María Luisa León fue uno de los escándalos más sonados en México de la segunda mitad del siglo XX
Archivo / EL UNIVERSAL
15/04/2017
16:20
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Pedro Infante es recordado por su música, sus canciones, su característico humor y también por ser un eterno enamorado que protagonizó uno de los escándalos de bigamia más sonados de la segunda mitad del siglo XX.

El “ídolo de Guamúchil” decidió divorciarse de María Luisa León para casarse nuevamente con la actriz Irma Dorantes, procesos que llegaron hasta los tribunales de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Pedro Infante conoció a María Luisa León en 1937 y se casaron en la Ciudad de México en el 19 de julio de 1939, ambos adoptaron a Dora Luisa.

Años después, el cantante conoció a la bailarina Guadalupe Torrentera, con quien procreó a tres hijos, Graciela Margarita (1947) quien murió antes de cumplir los dos años, Pedro (1950) y Guadalupe (1951).

En entrevista para el Canal Judicial, Torrentera sostiene que dejó al cantante de Cien Años cuando se enteró que sostenía una relación con la también actriz, Irma Dorantes.

“Yo dije no, aguanté a doña María Luisa y con la promesa de que el día de mañana se divorciaría y se casaría conmigo, pero a otra persona ya no”, sostiene.

Fue así que Pedro Infante busca casarse con Irma Dorantes e inicia en Morelos un proceso de divorcio de María Luisa León, señala la Licenciada Alhelí Ordoñez Rodríguez, en un especial transmitido por el Canal Judicial en internet.

Pero el escándalo inicia cuando la señora María Luisa se entera que está divorciada y denunció que en una supuesta acta de divorcio de 1951 en Tetecala, Morelos, Pedro falsificó su firma, por lo que ésta no era válida.

Las autoridades le conceden un amparo antes de que Infante se casara con Irma Dorantes.

“María Luisa se entera que está divorciada sin entender por qué e interpone una demanda de amparo y se le concede aproximadamente 4 o 5 meses después y por este amparo se cancela la anotación y por lo tanto siguen casados. Eso se hace de conocimiento de Pedro antes de que se casara con Irma y esto configura, sin lugar a dudas el delito de bigamia”, señala Ordoñez Rodríguez.

Pese a esto, Pedro Infante e Irma Dorantes se casaron el 10 de marzo de 1953, en Mérida, Yucatán.

“Ése matrimonio que se llevó a cabo en Mérida es nulo, de pleno derecho, al menos Pedro sabía a ciencia cierta que no podía hacerlo y bueno alguien tuvo que decirle que era un delito y un delito federal”, reitera la Licenciada Alhelí Ordoñez Rodríguez.

María Luisa León al enterarse del matrimonio interpone una demanda de anulación, la cual gana, pese a una apelación de Irma Dorantes.

Tras dos negativas de la Suprema Corte de Justicia, declara a favor de María Luisa León y constituye el delito de bigamia en el año 1957, por lo que Pedro Infante pudo ir a la cárcel por el delito de bigamia, que en aquel entonces podría ser castigado hasta con 5 años de prisión y una multa de 5 mil pesos.

 

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS