UAM crea carrera de Psicología Biomédica

26/03/2017
02:13
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

Con el objetivo de dar respuesta a la necesidad de desarrollar herramientas adecuadas para el diagnóstico preciso de trastornos mentales y enfermedades neurodegenerativas, endocrinológicas, inmunológicas y metabólicas, así como el tratamiento, con el propósito de elevar la calidad de vida, el Colegio Académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) aprobó la creación de la licenciatura de Psicología Biomédica, con la cual suman 79 las carreras que esta universidad ofrece.

El máximo órgano de la Universidad Autónoma Metropolitana aprobó la creación de esta licenciatura, que también obedece a la creciente necesidad de contar con profesionales dedicados a la salud mental y de la conducta, formados con un perfil clínico-biomédico basado en una sólida capacitación científica y en el manejo adecuado de herramientas diagnósticas, terapéuticas y de investigación no invasivas.

Rina María González, directora de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud de esa sede de la UAM, explicó que la Psicología Biomédica integra las ciencias de la conducta, biomédicas y cognitivas.

Se espera que el egresado de esta carrera, la cual comenzará a impartirse en otoño de este año, se ubique en una posición de privilegio en el mercado laboral del país, ayudando a la atención de la demanda del cuidado de la salud mental.

Emilio Sordo Zabay, rector de la Unidad Lerma, hizo un reconocimiento al trabajo y el compromiso de los académicos de esa división para alcanzar la aprobación de la nueva carrera e informó que el programa llevó más de dos años de revisión porque “no nos podemos permitir, como institución, el lanzarnos a aventuras de innovación que no estén sólidamente sustentadas por una planta académica de primerísimo nivel”.

Entre los argumentos que se presentaron ante los miembros del Colegio Académico están que en México alrededor de 600 mil personas podrían presentar algún tipo de demencia, y proyecciones recientes estiman que esa cifra podría duplicarse en los próximos 15 años en los países de bajo y mediano ingreso.

Se informó que la Secretaría de Salud ha expresado que por lo menos una quinta parte de la población padece en el curso de la vida depresión, esquizofrenia, epilepsia o adicciones, entre otros trastornos mentales, y ha reconocido que la demanda de servicios de salud mental será una de las principales presiones para el sistema sanitario.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS