Las dos caras del examen de ingreso a la UNAM

Ayer, la universidad publicó en internet la lista de los aspirantes aceptados en sus diferentes licenciaturas. Para quienes pasaron el concurso de ingreso, el día se vistió de alegría; otros, quienes no lo acreditaron, dicen que lo volverán a intentar
Johan Gordillologró un lugar en Ingeniería y Carlos Miranda a quien le faltaron sólo dos aciertos para ganar un lugar en la carrera de Administración (CORTESÍA Y BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
26/03/2017
04:10
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer los resultados del primer concurso de admisión 2017, que se realizó el 17 y 18 de febrero pasados.

Desde el primer minuto de ayer, la máxima casa de estudios puso a disposición de los aspirantes la página www.escolar.unam.mx para consultar los resultados.

A pesar de los consejos que la UNAM difundió para no revisar la página en las primera horas, el portal no pudo ser consultado ayer, en ese lapso, debido al tráfico que se generó por ver las listas de admisión.

La universidad indicó que los resultados estarán disponibles desde ayer y hasta el 30 de marzo a las 23:00 horas, “cuentas con seis días para hacer la consulta con toda calma”.

En 2016, la máxima casa de estudios en sus dos concursos de ingreso a la licenciatura recibió a 16 mil 958 jóvenes, quienes representaron 8.6% del total de 195 mil 918 que participaron en los dos procesos.

Quedaron sin poder ingresar entonces 178 mil 960 estudiantes, quienes representaron 91.34% de quienes buscaban lugar para continuar con sus estudios. La convocatoria para el segundo concurso de admisión para el sistema escolarizado, abierto y educación a distancia, será publicada el martes 28 de marzo.

Recompensa por esfuerzo. Mientras que para algunos jóvenes la publicación de resultados del examen significó tristeza y frustración por no haber alcanzado los aciertos suficientes para un lugar en esta universidad, para otros fue alegría y emoción, como el caso de Johan Gordillo.

El joven, originario de Moroleón, Guanajuato, recordó que durante cuatro meses dejó de ir a fiestas, dedicó mínimo ocho horas a estudiar para presentar su examen de admisión para la carrera de Ingeniería en la UNAM. Obtuvo 115 aciertos, de los 120 que tiene el examen.

“Desde noviembre sólo llegaba de la prepa, comía y me dedicaba a estudiar hasta las 12 de la noche. Esa fue una rutina que yo mismo programé”, comenta el joven.

En entrevista con EL UNIVERSAL, asegura que desde pequeño sabía que tenía que estudiar en la UNAM y hace unos meses se comenzó a preparar para estar listo para presentar su examen de admisión a la máxima casa de estudios, a pesar de que sus maestros de preparatoria no tenían esperanzas de que pudiera pasar la prueba.

“Les comenté a mis maestros, pero me decían que no tuviera muchas esperanzas. No soy un alumno de 10, más bien soy de ochos”, comenta, “pero no me clavo tanto en las calificaciones. Lo importante, considero, es entender lo que se está enseñando”, indica.

Debido a que actualmente vive en Guanajuato, el joven de 18 años tendrá que conseguir un lugar en la capital mexicana para poder estudiar en el campus de Ciudad Universitaria.

“Tengo que ver dónde me voy a quedar a vivir. Nunca he dejado a mi familia y no conozco a nadie, pero eso es lo de menos, no me preocupa, lo importante es que me quedé en la UNAM y es momento de celebrar”.

Persistencia, la clave. Situación diferente es la que vivió Carlos Miranda Carrera, quien estuvo sólo a dos aciertos de poder lograr un espacio en la carrera de Administración en Ciudad Universitaria.

“Saqué 84, pero pedían 86 aciertos. Ni modo, tendré que aplicar en el siguiente examen”, comenta.

El joven confiesa que no estudió para esta prueba, pero confía en que su experiencia en el primer examen le pueda ayudar a conseguir el número suficiente de reactivos para el próximo examen.

“La verdad no estudié para el examen, lo presenté con lo que sabía. Trataré de que para el próximo concurso sí estudie y pueda pasar. Ahora sólo me faltaron dos aciertos”, comentó.

Miranda Carrera, quien actualmente estudia en una preparatoria privada, asegura que quiere ingresar a la Universidad Nacional Autónoma de México porque tiene un buen nivel, instalaciones de primera, es barata y “porque le voy a los Pumas”.

Comentarios