Graue prevé pedir más gasto para "dreamers"

Ante llegada masiva, habría ajustes a presupuesto, señala; UNAM proyecta ayudar a conseguir sus datos escolares
Al encabezar la sesión del Consejo Universitario, el rector Enrique Graue dijo que el año pasado, de los mexicanos que fueron deportados de EU, 220 mil estaban en condiciones de incorporarse al sistema educativo nacional. (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
25/03/2017
02:13
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

Al encabezar la sesión del Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el rector Enrique Graue no descartó que ante la posible llegada masiva de estudiantes deportados de Estados Unidos —conocidos como dreamers— al país, se tenga que revisar la propuesta de un incremento al presupuesto para atenderlos.

“Depende de la cantidad de deportados que lleguen eventualmente a ser. Aquí hay dos cifras que hay que tener claras, una es la cifra histórica de quienes son deportados: en el caso del año pasado fue de 220 mil en condiciones de incorporarse al sistema educativo nacional.

“El otro, es el caso de los dreamers, que todos son estudiantes y que esperamos no los deporten. Esos son 600 mil. Entonces, si en esa circunstancia llegara una presión educativa, tendríamos que ver presupuesto”, dijo el rector.

En entrevista, Graue informó que se apoyará a los dreamers que lleguen al país y se incorporen a la UNAM, y respecto a quienes no cuenten con sus documentos, la universidad mantiene convenios con más de 130 universidades en la Unión Americana, lo que ayudaría a conseguir la información necesaria para concretar la revalidación de sus estudios.

“La parte del apostillado se va a eliminar. Con las universidades [en Estados Unidos] tenemos convenios, son 130 universidades, tenemos forma de conseguir, nosotros como universidad, sus características escolares”, señaló el rector.

 

Metas a alcanzar. Información de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) precisa que actualmente el sistema educativo nacional cubre a 36% de los jóvenes que tienen edad para estudiar en este nivel; la meta para el final del sexenio es incorporar a la educación superior a 40% de ellos.

El jueves pasado, el secretario general de esa asociación, Jaime Valls, comentó que las universidades del país tienen espacio para todos los jóvenes que busquen estudiar una licenciatura.

 

Las becas. Respecto a la preocupación de la comunidad sobre la disminución de becas que otorga el Conacyt a nivel de posgrado, Graue dijo que la institución no ha sufrido decrementos y, en caso de presentarse, se buscará que los estudiantes tengan apoyos de otros rubros.

En la sesión del Consejo Universitario, el rector defendió la adhesión de esa casa de estudios a la marcha Vibra México, puesto que aseguró que fue una manifestación contra las políticas discriminatorias de Donald Trump y en apoyo a los connacionales que están en Estados Unidos.

“Fue una manifestación en contra de las políticas discriminatorias del presidente Donald Trump. Fue una manifestación de apoyo a los connacionales y para exigir una política exterior más firme, y también fue para darles de alguna forma las gracias a aquellas personas que aún estando en Estados Unidos han estado defendiendo a nuestros migrantes. Esa fue la razón”, dijo.

Afirmó que esa marcha tuvo impacto en el mundo y que a raíz de eso decenas de universidades en el país vecino manifestaron su apoyo a los estudiantes migrantes.

“Mientras aquí nos estábamos dividendo, afuera nos agradecieron la oportunidad de apoyarnos”, comentó el rector.

Afirmó que se reforzarán las acciones de seguridad en torno a los planteles universitarios, a partir de programas como Sendero Seguro.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS