Profepa clausura obras que afectaron mangle en Culiacán

La dependencia constató afectación a 72 metros cuadrados de vegetación de manglar de la especie Botoncillo y daños al ecosistema costero en terrenos forestales de la Bahía Ensenada de Pabellones
22/03/2017
11:42
Notimex
Ciudad de México
-A +A

Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuraron las obras y actividades de construcción en la zona inundable de Humedal en Culiacán, Sinaloa.

Durante una inspección se constató afectación a 72 metros cuadrados de vegetación de manglar de la especie Botoncillo y daños al ecosistema costero en terrenos forestales de la Bahía Ensenada de Pabellones, en la Sindicatura de Eldorado.

Además, se observó una retroexcavadora que realizaba la apertura de un canal y un bordo de tierra, así como la rehabilitación de un camino de acceso al sitio con fines acuícolas.

Esas actividades afectaron la vegetación de manglar de la especie Laguncularia racemosa, que se encuentra listada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 en la categoría de Protección Especial (Pr).

El inspeccionado dijo que no contaba con las autorizaciones en materia de Impacto Ambiental, por el Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales para realizar obras y actividades de construcción en Ecosistema Costero y remoción o poda de la vegetación de manglar.

Ante ello, la Profepa impuso como medida de seguridad la suspensión y clausura total temporal de las obras y actividades en el predio y aseguró la retroexcavadora.

En un comunicado, el organismo recordó que el cambio de uso de suelo en terrenos forestales sin autorización ambiental se sanciona con una multa equivalente de 30 a 50 mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente.

Además puede considerarse un delito penal con una pena de dos a 10 años de prisión y por el equivalente de 100 a tres mil días multa.

“Es importante mencionar que realizar este tipo de actividades sin las autorizaciones correspondientes puede propiciar la pérdida y degradación del suelo, la afectación directa por acción eólica e hídrica a las diferentes especies de vegetación existentes en la zona (mangle, pino salado y tule, entre otras)”, añadió.

 

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS