Auditoría detectó irregularidades en UAEM desde 2015

Pagos de plazas no autorizadas y de nómina a jubilados, entre lo señalado
11/03/2017
02:16
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

Desde 2015, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) no estaba realizando gestiones “adecuadas” y “transparentes” de los recursos que le entregó el gobierno federal para su operación.

Durante 2016, el rector de esta institución tuvo enfrentamientos con el gobierno federal y con el gobernador del estado, Graco Ramírez, a quienes demandó asignaciones extraordinarias de recursos después de que llegó a encontrarse imposibilitada para pagar la nómina.

Un año antes de que la institución académica señalara que su situación financiera era problemática, el auditor encontró irregularidades en la manera en que la institución maneja su presupuesto. Estas observaciones derivaron en la determinación de recuperaciones probables por 674 millones 689 mil 300 pesos.

La ASF alertó sobre el pago de plazas no autorizadas, excesos en servicios personales, pago de nómina a jubilados, pagos a otros programas, por laudos y convenios fuera de juicio.

Entre las situaciones que reportó el auditor federal, está el apoyo a sindicatos, pago de prestaciones no ligadas al salario, pagos sin documentación comprobatoria, obras, mantenimiento construcción y remodelaciones no autorizadas, servicios y asesorías, pagos a comisionados sindicales, alimentación, por honorarios profesionales, y un pago de 148 mil pesos a un trabajador que no acreditó el perfil para el puesto.

“La UAEM no dispone de un adecuado sistema de control interno que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del programa, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos (...). En conclusión, no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del programa, apegada a la normativa que regula su ejercicio”, señaló el auditor.

En el tema del recurso asignado y ejercido por otras ocho universidades autónomas como parte de Subsidios Federales para Organismos Descentralizados Estatales en las Auditorías Financieras y de Cumplimiento, la ASF encontró pago de plazas no autorizadas, excesos en servicios personales y apoyos a sindicatos.

El auditor señaló que algunas de estas entidades no enteraron las retenciones de impuestos, pagos improcedentes y a asesores, adquisición de materiales sin entregar documentación comprobatoria, y pago de becas que no estaban presupuestadas.

Se encontraron pagos de prestaciones no ligadas al salario, no autorizadas en los contratos colectivos de trabajo o convenios, entrega de recursos a los sindicatos, bonos a ex trabajadores, transferencias a cuentas bancarias no reconocidas, pagos a trabajadores “que durante la visita física la universidad no acreditó su ausencia”, bonos de despensa, de libros, de permanencia universitaria.

Las 23 universidades que recibieron recursos del Programa de Apoyos para Saneamiento Financiero y Atención a Problemas Estructurales tuvieron subejercicios por 28 millones 930 mil 700 pesos, encontró la ASF en su reporte sobre el ejercicio del presupuesto público 2015.

Adicional a ello, el auditor determinó recuperaciones probables por 6 mil 230 millones 326 mil 800 pesos, correspondientes al presupuesto ejercido por nueve universidades.

En el programa de saneamiento financiero, el auditor señaló subejercicios: se encontraron recuperaciones probables por 417 millones 3 mil pesos, además de subejercicios de la SEP en este programa por un millón 148 mil 200 pesos, y de las instituciones, subejercicios por 27 millones 782 mil 500 pesos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS