Iglesia pide no quedarse de "brazos cruzados" ante muro

Alfonso Miranda Guardiola, secretario general de la CEM, informó que habrá 70 casas de migrantes disponibles en todo el país para dar refugio a deportados de EU
Iván Stephens / EL UNIVERSAL
01/03/2017
12:18
Astrid Rivera
Ciudad de México
-A +A

México no puede quedarse de "brazos cruzados" ante la construcción del muro fronterizo por lo que debe actuar con "firmeza y valentía" para defender la dignidad del pueblo mexicano, afirmó Alfonso Miranda Guardiola, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Al dar a conocer las acciones que realiza la Iglesia para la protección de migrantes, Miranda Guardiola llamó a "cerrar filas" a favor de este este sector para darles apoyo tanto material como jurídico; afirmó que la Iglesia pondrá a disposición de quienes transitan hacia Estados Unidos, así como de los mexicanos y centroamericanos que son deportados de ese país las 70 casas de migrantes que administra en el territorio mexicano, además de que toda casa parroquial se convertirá en un "refugio".

"La respuesta de cualquier mexicano tanto de a pie como de gobierno deberá ser con mucha fuerza, no podemos quedarnos, ante tal discurso del muro, no podemos quedarnos con brazos cruzados, debemos responder con firmeza, con inteligencia y valentía, con fuerza no vamos a pelearnos pero tenemos que defender dignidad del pueblo; tenemos que levantar la voz aquí y fuera de México y decir que el muro es un agravio a la dignidad de México", expresó.
Reconoció que las casas de atención de migrantes serán rebasadas en su capacidad, por lo que la CEM lanzará una campaña de sensibilización para que la población apoye a los migrantes a través del hashtag #Elmigranteesundon que será difundido en redes sociales acompañados de infografías que expondrán la problemática de los flujos migratorios.

Indicó que la reunión de la próxima semana del Consejo de Presidencia de la CEM y en la Asamblea Ordinariamente de Abril el Episcopado Mexicano analizará lanzar una convocatoria para una colecta nacional, para recabar fondos en favor de los migrantes.

"Es momento de involucrarse para asistir a esta población de hermanos que están tan abandonados y que además son tan discriminados. En las casas de migrantes los voluntarios que ofrecen sus servicios, son insuficientes, ya que en los albergues pueden llegar a atender desde 15 hasta más de 300 personas por día", dijo.
 

 

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS