Marina estrena módulo de preparación de alimentos con 2 mil 100 raciones

Personal de la Secretaría de Marina-Armada de México estrenó el módulo para probar el equipo y capacitar a los uniformados que lo instalarán para ayudar a la población en caso de desastre
02/02/2017
10:21
Javier Garduño
Ciudad de México
-A +A

Personal de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) estrenó el módulo de preparación de alimentos para probar el equipo y capacitar a los uniformados que lo instalarán para ayudar a la población en caso de desastre.

El módulo tiene capacidad para la preparación de 2 mil 100 raciones al día y se instala y funciona con unas 15 personas.

“Estamos poniendo a prueba y capacitando al personal para el módulo de preparación de alimentos, la intención es dar las 2 mil 100 raciones de comida caliente que tiene de capacidad, para la ayuda a Protección Civil, estas raciones están divididas en 700 comidas, 700 cenas y 700 desayunos.

“El campamento también tiene un módulo potabilizador de agua y otro de atención médica, en la que podemos atender desde un parto, un paro cardiaco, una cirugía menor, primer contacto, o en su caso, hacer la evacuación médica por medio del helicóptero que tenemos asignado”, destacó el Capitán Juan Eduardo Lozano Figueroa, del área de Protección Civil del Estado Mayor General de la Semar.

El módulo que entró en funcionamiento este miércoles y concluye este día, es uno de los cinco que integran el Campamento Modular Multipropósito Helitransportable (CMMH), equipamiento adquirido con los recursos otorgados a Semar, y que fue inaugurado por el Presidente Enrique Peña Nieto el pasado 23 de noviembre en Guaymas, Sonora, el día de la Armada de México.

Los otros módulos son el de servicios y el de mando y control, donde se establecen todas las comunicaciones para coordinar la asistencia a los afectados con autoridades civiles locales, federales e incluso con el puesto de mando de la Secretaría.

“El campamento fue adquirido con el fin de que se proporcione apoyo a la población civil, en casos de desastre por fenómenos naturales, sin importar el lugar donde se necesite el apoyo.

“Este campamento se puede movilizar de manera terrestre en los vehículos de la Armada de México o desde cualquier puerto, y en el momento en el que haya un corte al paso en las vías carreteras, cuando sea imposible llegar al área de desastre en vehículos terrestres, se puede helitransportar, cargar con los helicópteros de la Armada o en contenedores que se llevan como carga externa del helicóptero y se llevan al área específica donde se requiera”, explicó Lozano Figueroa, en entrevista.

El campamento puede entrar en funciones, al 100%, 48 horas después de que llegó el personal naval al área de desastre, con el primer contenedor.

Para su funcionamiento se está capacitando a elementos de la Secretaría de Marina, quienes se prevé, en caso de ser necesarios, sean los primeros en arribar al destino donde se requiera la ayuda para la gente afectada, pero también puede ser operado por servidores públicos del área de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, o de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El Capitán explicó que se requiere de 50 personas para que el campamento esté en funcionamiento, incluidos a los que preparan los alimentos, a quienes potabilizan el agua, los encargados de la seguridad del lugar, los que dan asistencia médica y quienes operan en el módulo de servicios y el de mando y control.

Tan sólo para el módulo donde preparan la comida, se requieren entre 10 y 15 personas en cada tiempo, es decir en desayuno, comida y cena.

“Si el helicóptero llegó para instalar el campamento, el mismo puede estar suministrando el campamento. Tenemos cuartos fríos donde tenemos almacenados los insumos, la carne, verduras etcétera, son contenedores que son parte del campamento y tienen capacidad de cuatro o cinco días, dependiendo la gente que va a recibir los alimentos y posteriormente, en un tren logístico, se pueden llevar los insumos al campamento.

“El beneficio es proporcionar agua potable la gente, se potabiliza el agua de un río o presa cercana, incluso del mar, para que reciban el agua por medio de una llave, y llenen su garrafón con agua 100% potable”, destacó Lozano Figueroa.

 

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS