Marchan sindicatos y ONG para revertir alza a combustibles

Llaman a formar un pacto nacional para responder a Trump; campesinos se reúnen con cinco secretarios de Estado
Alrededor de 15 mil manifestantes procedentes de 23 estados del país se reunieron a las 9:00 horas en el Monumento a la Revolución y marcharon hacia la embajada de Estados Unidos. (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
01/02/2017
02:07
Astrid Rivera, Eduardo Hernández, Fanny Ruiz y Ariadna García
-A +A

[email protected]

Organizaciones campesinas, sindicales y sociales llamaron a la “reconstrucción nacional” en materia económica, así como educativa y cultural, a fin de revertir el incremento al precio de los combustibles y enfrentar las dificultades que el país tiene en el exterior, como la presidencia de Estados Unidos, encabezada por Donald Trump.

Como parte de la Jornada Nacional Unitaria, 25 mil 900 mil personas participaron en las diferentes movilizaciones en rechazo al gasolinazo, demandaron la instalación de una mesa con el gobierno federal y que se destinen mayores apoyos al campo.

Al concluir la primera marcha los dirigentes de organizaciones campesinas acudieron a la Secretaría de Gobernación. Ahí fueron recibidos por cinco secretarios de Estado, encabezados por titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Tras permanecer cuatro horas en la dependencia donde expusieron sus demandas de vivienda y apoyo al desarrollo agrícola, Osorio Chong aseguró que se les dará solución.

Desde muy temprana hora ingresaron a la Ciudad de México, las decenas de camiones para realizar la marcha convocada por el Frente Auténtico del Campo (FAC). Autoridades estimaron que aproximadamente 15 mil personas arribaron en 304 camiones —cuyo costo varió por entidad— procedentes de 23 estados del país, a las inmediaciones del Monumento a la Revolución. Al medio día marcharon hacia la embajada de Estados Unidos, donde entregaron una carta para Donald Trump.

A las 16:00 horas integrantes de organizaciones sindicales se reunieron en el Ángel de la Independencia para marchar hacia el Zócalo, en una movilización paralela.

Por casi dos horas los contingentes recorrieron las avenidas Reforma, Juárez, Eje Central e ingresaron por 5 de Mayo a la plancha del Zócalo. En su caminata los manifestantes portaron pancartas y banderines en las que se leía: “¡No al gasolinazo! La ambición de los ricos las pagamos los pobres. El cáncer de la sociedad es la corrupcion”.

En el Zócalo se leyó un manifiesto en el que demandaron una nueva política económica y social que reformule la actual estrategia energética; también exigieron que el gobierno rinda cuentas a la sociedad de las negociaciones con el gobierno estadounidense.

El contingente estuvo conformado por organizaciones sindicales como el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, el Sindicato Mexicano de Electricistas, el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE); organizaciones campesinas como la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA) y la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos. También estuvieron presentes familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa y un grupo de anarquistas.

“La reconstrucción nacional a la que convocamos no es sólo económica, se requiere que el país levante su mirada con una sólida educación pública, con la recuperación y fomento de la cultura, el desarrollo de la investigación científica y tecnológica. Que se fortalezca la deteriorada salud de la población, no con medidas paliativas, sino con instituciones que sean garantía del derecho a la verdadera seguridad social. Todo ello con igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, el campo y la ciudad”, indica el documento.

Al participar en el mitin, Mario Alberto González, secretario general de ASPA, llamó a la sociedad a conformar un pacto para enfrentar los retos que vienen del exterior, como las políticas anunciadas por Trump.

“Conformemos un pacto nacional entre todos los sectores de la sociedad: el sindical, campesino, social y estudiantil para que podamos enfrentar los retos del exterior”, pidió.

Max Correa, líder de la Central Cardenista Campesina (CCC), dijo que el campo requiere que sus productores sean impulsados para que contribuyan al país. Añadió que tienen la capacidad para satisfacer la demanda de alimentos y sustituir a las importaciones.

“Organizaciones campesinas exigimos un cambio a través del impulso de los pequeños productores del campo mexicano, nosotros podemos alimentar al país con productos baratos y saludables. El gasolinazo nos ha dejado por los suelos, al grado que han quedado rebasados programas sociales como Prospera, necesitamos revertir esa medida”, aseveró.

Al concluir la primera movilización, mientras el contingente se apostó frente a la embajada de Estados Unidos, los dirigentes campesinos fueron recibidos por el titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, y los los secretarios de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda Nava; de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Calzada; de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles, y de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS