Dar agua destilada en vez de quimioterapia sería criminal: especialista

El médico radio oncólogo Luis Alberto Contreras Contreras se refiere a la acusación que el gobernador Miguel Ángel Yunes hizo a su antecesor en Veracruz, Javier Duarte
17/01/2017
23:16
Perla Miranda
-A +A

Luego de que el actual gobernador del estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, aseguró que durante la administración del ex mandatario Javier Duarte se administró agua destilada como medicamento a menores que padecen cáncer, especialistas en oncología opinan que es difícil hablar al respecto porque necesariamente involucrarían a los médicos y enfermeras que suministraron los fármacos supuestamente piratas.

En una breve entrevista con EL UNIVERSAL, Luis Alberto Contreras Contreras, médico radio oncólogo afirmó que a veces es difícil saber si las medicinas que aplican a los enfermos son apócrifas. “Es complicado saberlo al momento, cuando la apariencia del fármaco es normal, no hay manera de adivinar lo que se suministra, uno confía en que el contenido es el idóneo”, dijo.

El experto mencionó que en algunos casos los medicamentos que se consumen en el sector salud son los más económicos y lamentó que ahora se acuse que se usó agua destilada en niños con cáncer, “el hecho de que hayan usado fármacos piratas interfiere directamente en la salud de los menores, les puede causar la muerte”, afirmó.

Aunque Contreras Contreras remarcó que es difícil que el personal de salud se percate de todo “y sepa que es lo que está inyectando” calificó el suministro de agua destilada como “un caso criminal”.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) señaló que la aplicación de “agua destilada” en lugar de quimioterapias es un acto gravísimo, porque se atenta contra la vida, la salud y la recuperación de niños que padecen esta enfermedad.

En un comunicado de prensa, aseguró que estas afectaciones habrían violado los derechos de niñas, niños y adolescentes, provocando fallecimientos, que de evidenciarse una acción sistemática, habrá de atenderse como un acto de lesa humanidad.

La AMANC había señalado reiteradamente, en medios locales y en sesiones de trabajo a nivel federal, las deficiencias en el sector salud durante la gestión del ex mandatario Javier Duarte de Ochoa, todas referentes a la falta de medicamentos y de infraestructura médica en las unidades acreditadas en la entidad para atender a niños y adolescentes con cáncer.

En el documento, la asociación, exige, como institución con 35 años de servicio en la Ciudad de México y con 12 años de labor directa a través de AMANC-VERACRUZ, que las investigaciones lleguen hasta sus últimas consecuencias y que esta penosa situación acelere el mejoramiento de las condiciones de atención de todos los niños y adolescentes con cáncer en el país.

El cáncer sigue siendo la primera causa de muerte por enfermedad en menores de 18 años de edad y el nivel de sobrevida (51% de los casos) acusa un rezago de 40 años frente a otras naciones.

ml

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS