Miembros de Sección 22 dan la espalda a líderes

Firman adscripción al nuevo reglamento del IEEPO. El instituto garantiza respeto a derechos laborales
Fuera de las instalaciones de la IEEPO, Francisco Villalobos (al centro con playera negra), secretario de Organización de la Sección 22, se reunió con los trabajadores a quienes convocó a rechazar las nuevas normas del instituto (VALENTE ROSAS)
30/07/2015
03:00
DENNIS A. GARCÍA Enviado
-A +A

pol[email protected]

Oaxaca, Oax.— Integrantes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) dieron la espalda a sus líderes Rubén Núñez y Francisco Villalobos Ricardez, al firmar la adscripción al nuevo reglamento del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y aceptar las nuevas condiciones.

Ayer, el nuevo IEEPO abrió las puertas de sus instalaciones a las 8:00 horas a los mil 600 trabajadores, de los cuales mil 200 pertenecen a la Sección 22, adscrita a la CNTE.

Los trabajadores fueron reunidos en un predio que está frente al IEEPO; ahí llegó Francisco Villalobos, secretario de la organización, para definir el plan de acción masivo ante las nuevas reglas de operación del órgano encargado de la educación en la entidad.

Villalobos Ricardez informó que lo que se había acordado en el magisterio era que nadie aceptaría la imposición del nuevo reglamento, por lo que al escuchar su nombre en las listas no ingresarían a las instalaciones.

Cuando las autoridades encargadas de la educación comenzaron con el pase de lista de los trabajadores, fueron muy pocos los que ingresaron. Había incertidumbre entre muchos, sobre todo los que llevan una trayectoria laboran y que están a la espera de obtener una jubilación.

Las expresiones de angustia de algunos trabajadores aumentaron conforme avanzaban en el pase de lista; no sabían si hacer caso a su dirigencia o ingresar al IEEPO, sabiendo que al firmar estarían aceptando trabajar bajo las condiciones del nuevo reglamento. Algunos de los profesores refirieron que ante la presencia de Villalobos Ricardez lo sintieron como un acto de intimidación para que nadie admitiera las nuevas condiciones del instituto.

Aracely Vásquez Hernández, representante sindical de la delegación D-III-4 del SNTE, comentó que la decisión era personal.

Momentos después de que Villalobos Ricardez se retiró, los trabajadores comenzaron a formarse e hicieron unas listas para dárselas a las autoridades del IEEPO para que fueran nombrados y poder ingresar.

Hasta ayer, 90 trabajadores pertenecientes al sindicato que encabeza Rubén Núñez habían aceptado las nuevas reglas del instituto, mediante la firma de adscripción; incluso, muchos quedaron pendientes, por lo que el pase de lista continuará este día.

“Ya falta poco para jubilarme, no tiene caso seguir apoyando las expresiones de rechazo; ahora tengo que ver por mi futuro”, dijo una de las trabajadoras administrativas en ese lugar.

“Soy madre soltera, tengo dos hijos y si me corren qué voy a hacer; yo creo que mañana ya me presento”, enfatizó otra de las mujeres que estaba esperando a que la anunciaran.

En el pase de lista estuvieron presentes un notario público y visitadores de la Comisión de Derechos Humanos, con el objetivo de dar fe y verificar que se respetaran sus derechos.

El vocero del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, Jorge Oropeza, aseguró que a todos los trabajadores les serán respetados sus derechos laborales, incluida su antigüedad y el tener un sindicato.

“No habrá ningún despido, todos conservan sus derechos, la relación con su sindicato, simplemente ingresan y se adhieren al nuevo orden. Las nuevas reglas trastocan los mandos medios, en manos de la Sección 22, y que a partir del nuevo reglamento quedan sin efecto; por lo tanto, tendrán que regresar a su área de adscripción: las aulas”, explicó.

Será hasta este jueves cuando el gobierno de Oaxaca dé a conocer los primeros 16 nombramientos de 192 cargos directivos en ese instituto.

El gobierno estatal reveló que hasta ahora son más de 350 aspirantes a ocupar un cargo en la nueva estructura del organismo responsable de la educación en la entidad.

Hasta ayer se examinaban los perfiles de dos subdirectores generales, un oficial mayor, 11 direcciones de área, un secretario particular, un asesor general y un contralor interno.

En total son 190 jefaturas de departamento, cuyos candidatos serán examinados en entrevistas y evaluados por los mecanismos fijados por la SEP, dijo la vocería.

Con información de Quiadratín y Lupita Thomas

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS