Cofepris cierra una clínica estética en Quintana Roo

En el lugar murió un joven; confirma anomalías y violaciones a la ley sanitaria. Le aplica una multa de 734 mil pesos
05/06/2015
05:03
Ruth Rodríguez
-A +A

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitario (Cofepris) informó que fue clausurada de manera definitiva y multada con 734 mil pesos una clínica de cirugía estética donde falleció un joven, en Cancún, Quintana Roo.

Después de una verificación a este sitio y de analizar toda la documentación, la Cofepris dijo que se confirmaron diversas anomalías y violaciones a la legislación sanitaria, entre ellas, la falta de acreditación legal de especialistas y falta de integración del expediente clínico.

En un balance de sus acciones contra las clínicas de estética patito, la Cofepris informó que de 2013 a la fecha se han inspeccionado mil 476 clínicas y consultorios de cirugía estética, 129 de los cuales ha suspendido y denunciado penalmente a 22.

Precisó que en los primeros cinco meses del presente año se ha sancionado a nueve clínicas por un monto de 3 millones de pesos.

Sobre el caso de la clínica de Cancún, del médico Juan Arturo Hernández Montejano, ubicada en la plaza Pabellón Caribe 22, consultorio 211, autoridades de Salud recordaron que este lugar había sido suspendido en marzo pasado por verificadores sanitarios federales, después de recibir la denuncia de que en este lugar el citado cirujano estético practicó una liposucción al paciente Daniel Guevara, que le provocó la muerte días después, detalló.

De acuerdo con el parte médico, Daniel fue trasladado de emergencia al Hospital de Alta Especialidad en Mérida, Yucatán, donde llegó con ocho perforaciones en su intestino delgado que derivó en complicaciones y finalmente la muerte.

Ante este panorama y después realizar una verificación a esta clínica, la Cofepris resolvió clausurar el consultorio y aplicar la multa correspondiente.

Entre las anomalías y violaciones a la legislación sanitaria que los inspectores de la Comisión Federal encontraron, fue la obstaculización del desarrollo de las funciones del personal verificador y por no contar con la documentación profesional y registros actualizados del personal que labora en el referido establecimiento.

Otra de las irregularidades encontradas es que el propietario no contaba con permiso de construcción y habilitación correspondientes.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS