CNDH pide proteger derecho a la educación

El ómbudsman nacional, Raúl González Pérez, pidió a los órganos de DH a nivel local pronunciarse a favor del Artículo 3 constitucional, sobre todo en beneficio de los niños y jóvenes
El ómbudsman nacional, Raúl González Pérez, pidió a los órganos de DH a nivel local pronunciarse a favor del Artículo 3 constitucional, sobre todo en beneficio de los niños y jóvenes./Archivo - EL UNIVERSAL
25/06/2015
16:49
Yolanda Ayala
Ciudad de México
-A +A

El ómbudsman nacional, Raúl González Pérez, se pronunció a favor del derecho a la educación de calidad como una prioridad, ‘como tal debe tratarse en atención de la niñez y los jóvenes' dijo.
En la inauguración del XLII Congreso Nacional Ordinario y Asamblea General de la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH), Luis Raúl González Pérez, exhortó a sus homólogos a pronunciarse a favor de la protección del derecho a la educación, especialmente para quienes representan el futuro del país: los jóvenes y niños.

Al tomar la palabra ante los defensores de derechos humanos del país, sus palabras fueron "sólo mediante la vigencia y ejercicio del derecho constitucional que asiste a todos los mexicanos de acceder a una educación de calidad y con los alcances y términos previstos por el artículo 3° de nuestra Constitución, podremos adquirir los conocimientos y principios necesarios para que se desarrolle una cultura cívica y jurídica -enfatizó- que propicie el que vivamos en un verdadero estado de derecho, en donde todas las personas conozcan y hagan valer sus derechos pero, al mismo tiempo, cumplan con sus obligaciones".

Asimismo en presencia del Presidente de la Federación, Juan José Ríos Estavillo y del gobernador Arturo Núñez Jiménez, el Presidente de la CNDH hizo notar que la desconfianza y alejamiento de las instituciones por parte de la sociedad, se debe en gran medida a la omisión y falta de respuesta por parte de algunas autoridades. Por ello hizo un llamado a sumar esfuerzos entre la Comisión Nacional y sus homólogas para recuperar la credibilidad en las instituciones de los derechos humanos en México.

"La autonomía e independencia de nuestras acciones -afirmó- no pueden estar sujetas al arbitrio de uno u otro gobierno o autoridad, son mandato constitucional y tienen que ser ejercidas plenamente en la práctica. Por lo anterior, considero necesario que esta Federación Mexicana sea el conducto para articular esfuerzos y que la autonomía que la Constitución reconoce a los organismos de protección de derechos humanos sea una realidad que trascienda el ámbito normativo y tenga vigencia, por igual, en todo el país" concluyó.

cg

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS