Bodas gays, contra los principios: Iglesia

La Conferencia del Episcopado Mexicano dice que la Corte rompe con la tradición jurídica y contraviene con valores federalistas al unir a personas del mismo sexo
19/06/2015
06:00
Julián Sánchez
-A +A

[email protected]

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) sostuvo que la jurisprudencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que considera inconstitucionales los códigos civiles que no contemplen el matrimonio entre personas del mismo sexo, rompe con la tradición jurídica de que el matrimonio se funda en la unión de un hombre con una mujer, además de que contraviene los principios del federalismo.

En una declaración emitida por el Consejo de la Presidencia y de la Comisión Episcopal para la Familia, Juventud, Laicos y Vida, la CEM señaló respecto al dictamen de la Corte que su “convicción, basada en razones científicas, sociales y religiosas, que la familia —célula de la sociedad—, se funda en el matrimonio de un hombre con una mujer, que por su capacidad procreativa garantizan la supervivencia de la sociedad.

“Con esta convicción, la Iglesia sostiene que el matrimonio sólo puede celebrarse entre un hombre y una mujer, y defiende este valor para el bien de las personas y de toda la sociedad”.

La sentencia de la Suprema Corte, además de romper con esta sólida tradición jurídica y el bien social que custodia, “contraviene los principios del federalismo y la razón de ser de los diversos códigos civiles, que pretenden responder a la realidad concreta de cada entidad federativa y su pluralidad, lo que debe reflejarse en las acciones de los jueces”.

EL UNIVERSAL informó hace una semana que la Corte determinó que son inconstitucionales los códigos civiles de los estados que consideren únicamente al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, cuyo fin último sea la procreación o descendencia.

Este criterio, se aplica a todo el país e impacta en todos los procesos judiciales relacionados con este tema. La jurisprudencia se creó a partir de todos los fallos en los que los ministros resolvieron en favor de preservar esos derechos.

La jurisprudencia 43/2015 establece que “la ley de cualquier entidad federativa que, por un lado, considere que la finalidad de aquel es la procreación y/o que lo defina como el que se celebra entre un hombre y una mujer, es inconstitucional”.

Los obispos del país expusieron que además de que esa jurisprudencia fue avalada sólo por cuatro ministros, “no corresponde a la Corte crear nuevas formas de matrimonio, porque ya no sería matrimonio, sino otro tipo de unión”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS