Concacaf evadió impuestos en México desde 2003

Crean subsidiaria con fines de lucro, usada para favorecerse ante leyes del país
Agentes del FBI sustraen cajas de evidencias de la oficina de la Concacaf ubicada en Miami, Florida (REUTERS)
28/05/2015
05:25
Doris Gómora
-A +A

[email protected]

A través de una subsidiaria en Estados Unidos, la Concacaf evadió impuestos en México, de manera premeditada, siendo ésta una de las líneas de investigación que derivó en la detención de ocho directivos de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA, por sus siglas en inglés), de acuerdo con documentos, de los cuales EL UNIVERSAL posee una copia.

“Corrupción, evasión fiscal y lavado de dinero no son las piedras angulares de algún exitoso negocio. Llámalo soccer o futbol, los fans, jugadores y patrocinadores alrededor del mundo que aman este juego no deberían de preocuparse por oficiales corrompiendo el deporte”, señaló Richard Weber, jefe de la división criminal del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

En una investigación interna de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), con sede en Florida, se indica que desde 2003 se creó la empresa Concacaf Marketing and TV Inc., con siglas CMTV la cual, de acuerdo con Chuck Blazer, secretario general de la organización, sería una “subsidiaria completa de Concacaf, una entidad fiscal, que permitiría un trato favorable bajo las leyes fiscales de México”.

La empresa CMTV fue registrada como una compañía con fines de lucro, el 19 de junio de 2003, en el Departamento del estado de Florida, a través de la firma de abogados “Collins and Collins”, y en el documento de alta contaba con autorización para tener un millón de acciones.

En tanto Concacaf es una empresa sin fines de lucro bajo las leyes de Bahamas, por lo que calificaba para tener el estatus de excepción de impuestos establecido en la ley de Estados Unidos, pero al no presentar declaraciones fiscales desde 2007 y hasta 2011, perdió el derecho de devoluciones e incurrió en delitos fiscales, señala el reporte.

CMTV fue creada, al menos una parte, dirigida a asuntos de retención fiscal en México. Bajo las leyes mexicanas ciertos tipos de pagos, incluyendo derechos asociados con transmisión de eventos deportivos, son sujetos de retención de impuestos colectados por el pagador de los derechos”, detalla.

El impuesto a pagar por transmisión generalmente es de 40% si se es residente de un paraíso fiscal, como Bahamas, donde fue registrada Concacaf, y 25% si es pagado por un residente, como Estados Unidos, que no es un paraíso fiscal, destaca.

Como resultado de un acuerdo bilateral entre EU y México, el 25% de retención de impuestos disminuye a 10% para los residentes de Estados Unidos, por lo que Concacaf decidió crear una subsidiaria dentro de territorio estadounidense para beneficiarse de la reducción fiscal mexicana.

En una comunicación de 2003, Chuck Blazer señaló que quería crear una entidad fiscal en EU para ayudar a minimizar las retenciones fiscales mexicanas, expresando que en la medida que la subsidiaria fuera “una empresa fiscal estadounidense, entonces se retendría el 10% en México”.

Blazer formalizó su decisión de crear la empresa en Estados Unidos a través de un correo fechado el 6 de junio de 2003 dirigido a Jack Warner, entonces presidente de la Confederación, señalando que CMTV sería “subsidiaria completa de Concacaf, una entidad fiscal, que permitiría un trato favorable bajo las leyes fiscales de México”.

Desde su creación en el estado de Florida hasta 2011 la empresa CMTV no había cumplido sus obligaciones fiscales en Estados Unidos incurriendo en delitos civiles o incluso criminales, además de haber presentado documentación falsa y omitir información, menciona el reporte.

En la división corporativa del Departamento de Estado de Florida se indica que la empresa CMTV continúa activa, y desde 2003 el gobierno local le ha solicitado sus estados financieros, que no ha entregado hasta la fecha.

El documento no detalla si funcionarios o empresarios mexicanos estarían vinculados con estos delitos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS