Reconoce INE falta de trabajo al interior

El instituto requiere aplicar los valores de “más diálogo, más exigencia y más verdad”, asegura el consejero electoral José Roberto Ruiz Saldaña
04/08/2017
02:06
Carina García
-A +A

[email protected]

Acorde con la Estrategia Nacional de Cultura Cívica 2017-2023 que el Instituto Nacional Electoral (INE) impulsa en todo el país, es a este organismo al que le hace falta aplicar los valores de “más diálogo, más exigencia y más verdad”, reconoció el consejero José Roberto Ruiz Saldaña.

A veces ante la crítica sobre la actuación del INE “tendemos a sobrerreaccionar, así que en el eje de exigencia nos hace falta mayor apertura”, admitió.

En cuanto al eje de verdad, el organismo electoral no ha logrado emitir mensajes claros para comunicarse con la sociedad e informar sobre lo que quiere saber. Basta analizar su portal de internet para ver que la sociedad no tiene la información que necesita de manera fácil, su página “es mala”, valoró.

En entrevista, el presidente de la Comisión de Capacitación y Educación Cívica del INE planteó que a casi seis meses de comenzar la difusión de la ENCCIVICA, ha habido avances en la tarea de hacer permear entre los ciudadanos la necesidad de un cambio y alentar su participación no sólo en lo electoral, sino en su comunidad, entorno educativo o laboral.

Pero el INE, como otras instituciones, enfrenta un escenario de desinterés, desencanto hacia la democracia y de problemáticas sociales difíciles de contrarrestar que hacen que se refuerce la apatía ciudadana, afirmó Ruiz Saldaña.

La ENCCIVICA es una estrategia que busca que los ciudadanos se apropien del espacio público; es decir, que se fortalezcan la cultura política, los valores democráticos y que la sociedad se acerque a la política, entendida como la exigencia de sus derechos y el ejercicio de sus obligaciones, pero como un plan de Estado, no de gobierno o sólo civil, recordó.

La estrategia fue preparada por un grupo de académicos, que plantearon tres ejes: Diálogo, Verdad y Exigencia, para hacer que los ciudadanos hablen, exijan compromisos democráticos, busquen información y confronten datos como actividad para apropiarse del espacio público.

Por eso es el INE el que debe aplicar también esos valores “y no sólo promoverlos hacia afuera”, dijo el consejero, quien reconoció que no se ha hecho suficiente en esa materia.

Al poner en marcha el monitoreo, el INE valorará qué hace falta reforzar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS