Beltrones: falta recobrar calidad en vida política

La experiencia no se jubila, asegura el ex presidente del PRI; dice que los gobiernos de coalición son un llamado al diálogo
El ex presidente del tricolor Manlio Fabio Beltrones encabezó la segunda reunión de la Asociación Civil de la 62 Legislatura del PRI (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
02/08/2017
02:00
Ariadna García - enviada
-A +A

[email protected]

Al encabezar la segunda reunión de la Asociación Civil de la 62 Legislatura del PRI en la Cámara de Diputados, el ex coordinador y ex presidente del partido Manlio Fabio Beltrones, advirtió que la experiencia no se jubila, y en política menos.

Ante 190 ex legisladores, Beltrones Rivera les hizo hincapié en que son políticos con experiencia, lo que se tradujo en el trabajo que hicieron en aquella 62 Legislatura, la que aprobó las reformas estructurales que abanderó la actual administración.

“La experiencia no se jubila”, repitió en dos ocasiones a los priístas que se dieron cita en un restaurante de la capital mexicana.

La de ayer fue la segunda comida que Beltrones Rivera realizó con este grupo de priístas, entre los que se encuentran Marco Bernal, Héctor Gutiérrez de la Garza, Raymundo King, Manuel Añorve, entre otros.

En medio de ovaciones, el sonorense hizo un llamado a su partido para negociar primero en lo interno y después hacia afuera.

Aquella 62 Legislatura contó con 214 diputados federales del PRI. Ayer en su reencuentro, el coordinador de esa fracción, Manlio Fabio Beltrones Rivera advirtió que la unidad siempre será posible con los acuerdos políticos que la sustenten.

“La unidad siempre es posible con los acuerdos políticos que la sustenten. La política suele estar impregnada de pragmatismo; el pragmatismo que recorre a todos los partidos. Nosotros tenemos claro que un pragmatismo sin idea sólo conduce al oportunismo”, manifestó.

El discurso de Beltrones fue tomado por los ex legisladores como un pronunciamiento de esta asociación, ello a propuesta de la ex diputada María de las Nieves García Fernández.

“Es indispensable la unidad en la pluralidad y los acuerdos. Los partidos tienen que decir para qué quieren el gobierno y hacia dónde quieren ir. La unidad siempre es posible con los acuerdos políticos que la sustenten”, aseveró.

Ovacionado por sus correligionarios, subrayó que la militancia ha sido convocada a participar en la 22 Asamblea Nacional del PRI, el 12 de agosto, a la que, dijo, se asistirá con el convencimiento de que se escucharán todas las voces y la riqueza plural del organismo político.

“No caigamos en debates falsos. Tenemos que decirle al ciudadano para qué queremos conservar el ejercicio del gobierno. Rechazamos la confrontación, no queremos discusiones que sólo reflejen ánimos de conflicto o lucha de posiciones”, señaló.

El dilema real del partido, añadió, es que se conserve la identidad y el compromiso con un programa y una idea de gobierno inclusivo y comprensible para la sociedad.

Manlio Fabio Beltrones expuso que en la actualidad surgen alianzas electorales o coaliciones de coyuntura con el único propósito de hacerse del gobierno.

“Se juntan las corrientes más disímbolas que hacen de los partidos simples vehículos de ocasión a los que es posible subirse, ir a donde se quiere y a veces pagar o no el costo del pasaje. Pasados los comicios, estas alianzas suelen ser no exigibles ni responsables ante nadie.

“Es indispensable recobrar la calidad en la vida política”, resaltó.

El sonorense añadió que se acepta la pluralidad, pero en un contexto democrático en donde lo que se discuta es cómo sacar a México adelante, no únicamente cómo desplazar a uno para poner a otro con la misma imposibilidad de superar los obstáculos del crecimiento económico, el empleo y la desigualdad.

Mencionó que la mejor fórmula para lograr gobernabilidad en la democracia son los gobiernos de coalición, en donde el pacto no es sólo de ocasión electoral, sino responsabilidad frente a la sociedad y a las instituciones.

“El perfeccionamiento del gobierno de coalición, inclusive su necesaria reglamentación u obligatoriedad sin duda puede discutirse, pero su necesidad es inevitable en la medida que el voto se dispersa y la legitimidad se diluye”, apuntó.

Solamente así, manifestó, se le podrá dar gobernabilidad a México y se podrán construir mayorías responsables con programas exigibles, eficacia legislativa y de gobierno, y tener mayores posibilidades de que el país cumpla sus objetivos de crecer.

“La lucha política, las contiendas electorales, no pueden ser de suma cero, en donde el que gana no gana todo y el que pierde no pierde todo.

“Esto no merma el sistema presidencial, lo fortalece democráticamente. Los gobiernos de coalición son también un llamado a la civilidad política y al diálogo, que incluya a toda esta gran pluralidad que es México”, puntualizó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS