Refuerzan vigilancia para Javier Duarte

Temen que grupos mafiosos atenten contra el ex gobernador
El gobierno guatemalteco informó que no queda ningún trámite que dependa de su gestión para la extradición de Javier Duarte a México (LUIS CORTES. EL UNIVERSAL)
08/07/2017
02:17
José Meléndez / corresponsal
San José.
-A +A

[email protected]

El gobierno de Guatemala confirmó ayer que reforzó la seguridad en torno al político mexicano Javier Duarte de Ochoa, porque grupos mafiosos “locales e internacionales” podrían atentar en su contra, y recordó que el ex gobernador de Veracruz “tiene muchas cosas que ir a decir” ante la justicia de México por los presuntos delitos federales y estatales que se le atribuyen en su país y sus confesiones pueden perjudicar a “muchas personas criminales”.

Sin precisar desde cuándo hay mayor vigilancia sobre Duarte, el ministro de Gobernación de Guatemala, Francisco Rivas, dijo ayer en rueda de prensa en la capital guatemalteca que “hemos reforzado la seguridad porque obviamente es un privado de libertad de alta vulnerabilidad [al] que grupos criminales podrían tener interés en atentar en contra de su integridad y de su vida, tanto [grupos] locales como internacionales.

“Seguramente él tiene muchas cosas tiene que ir a decir a México y [a] muchas personas criminales no les interese o no estén de acuerdo con lo que vaya a informar”, afirmó Rivas, tras insistir en que Guatemala desea que Duarte sea llevado a México “lo más rápido posible”.

El político, capturado a solicitud de México con fines de extradición durante la noche del 15 de abril anterior en el suroccidente de Guatemala, luego de seis meses en fuga, permanece preso desde el 16 de ese mes en Matamoros, un centro penitenciario de máxima seguridad para prisioneros de alta peligrosidad y relevancia que funciona en un cuartel militar capitalino. Esa prisión es dirigida por el Sistema Penitenciario, una dependencia del Ministerio de Gobernación.

Sin fecha. Tras revelar que la embajada de México en Guatemala le informó que el gobierno mexicano debe cumplir con diversos trámites en ese país antes del traslado del ex gobernador, explicó: “Lo que tengo yo entendido es que [los mexicanos] no tienen fecha cierta [para la extradición], porque dependen de unas autorizaciones judiciales que tienen que recibir.

Al preguntársele si el atraso es una irresponsabilidad del gobierno de México, contestó: “espero que ellos [los mexicanos] actúen responsablemente como nosotros lo hemos hecho desde el momento en que nos solicitaron el apoyo para su detención [de Javier Duarte], para su reclusión y para el proceso de extradición. Ahora ya es responsabilidad de ellos terminar con ese proceso y nosotros a la espera de entregar”.

El proceso de extradición de Duarte, recalcó, “ha concluido en Guatemala en su fase administrativa y judicial. No existe una resolución judicial más que esté pendiente.

“Ya la responsabilidad de recibirlo y llevarlo ante la justicia mexicana es de los mexicanos. La responsabilidad de los guatemaltecos ha concluido. Nosotros estamos esperando que ellos (los mexicanos) nos digan en qué momento quieren llevárselo”, subrayó.

Las dependencias diplomáticas y judiciales de Guatemala cumplieron esta semana con todos los trámites y, con celeridad, notificaron al gobierno de México de que en cualquier momento podrá recibir en territorio guatemalteco a Duarte para que sea juzgado en los tribunales mexicanos por una serie de presuntos delitos federales y estatales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS