Mancera sigue minimizando problema de delincuencia organizada: Hope

El especialista en seguridad y colaborador de EL UNIVERSAL indica que tal vez el Cártel de Tláhuac no exporta droga a Estados Unidos, pero es del tamaño suficiente que fue necesaria la intervención de fuerzas federales para confrontarlo; así de fácil, afirma
Alejandro Hope, colaborador de EL UNIVERSAL. /Archivo - EL UNIVERSAL
21/07/2017
15:53
Redacción
Ciudad de México
-A +A

La aseveración del jefe de gobierno, Miguel Mancera, en el sentido de que no hay cárteles en la Ciudad sino grupos grandes de narcomenudistas pese a lo ocurrido en Tláhuac, es correcta pero también inútil y ridícula ante el tamaño del problema, afirma el especialista en temas de seguridad, Alejandro Hope.
 
En entrevista, el colaborador de EL UNIVERSAL indica que en el Gobierno de la Ciudad hay una estrategia de negación:
 
Siguen minimizando el problema y enfrascándose en esta discusión semántica cuando lo que hay son grupos con el tamaño suficiente para poner en riesgo la estabilidad de la ciudad y la vida, libertad y patrimonio de buena parte de los habitantes de la misma ciudad.
 
Hope, insiste:

“La definición que usa el jefe de gobierno es que un cártel es aquella organización que exporta droga a los Estados Unidos, cuyo negocio principal es la distribución en mercados internacionales”.
 
No es descabellada esa definición pero es ridícula e inútil, enfatiza.
 
“Sí la hay (delincuencia organizada en la Ciudad) y hay que confrontarlo, hay que revisar estrategias y reformar las instituciones para hacer frente a esa amenaza. Todo lo demás es palabrería”, señala Hope
 
Sobre esta tipología de lo que es un cártel y un grupo grande de narcomenudistas, el especialista e investigador hace este señalamiento:
 
“¿Exporta droga el Cártel de Tláhuac a Estados Unidos? No. ¿Está en la misma categoría del Cártel Jalisco Nueva Generación?, probablemente no”.
 
Pero agrega: “Es del tamaño suficiente que fue necesaria la intervención de fuerzas federales para confrontarlo, así de fácil. Todo lo demás es académico y palabrería”.
 
Concedemos al señor Mancera que el de Tláhuac no es un Cártel. Ok. No es el Cártel de Sinaloa, ok, concedido, ¿Y Luego?, pregunta.
 
“¿Es delincuencia organizada? Sí. ¿Es del tamaño suficiente para ameritar la intervención de fuerzas federales? Sí. ¿Es del tamaño suficiente para provocar caos en una delegación de la Ciudad de México? Sí. ¿Es del tamaño suficiente para amenazar la estabilidad social de un tramo importante de la Ciudad? Sí.”
 
El hecho, recalca Hope,  es que hay una delincuencia organizada en la ciudad. Ese es el punto.
 
El especialista considera también muy revelador el hecho que el operativo en Tláhuac contra Felipe de Jesús “N”, se realizara cuando el jefe de gobierno no estaba en la Ciudad.
 
“Muy revelador. ¿Por qué no quisieron compartir información? Eso es profundamente revelador, el nivel de confianza y desconfianza de las autoridades federales y autoridades de la ciudad”.
 
Finalmente, explica las condiciones por las cuales este grupo delictivo se afianzó en Tláhuac al señalar que se trata de una zona que ha sido abandonada por las autoridades centrales, cuyo patrón de desarrollo urbano fue informal, de invasión, donde han surgido diferentes formas de mediación social, al Estado lo han sustituido de diversas maneras.
 
Aseveró que este grupo de Tláhuac no es el único en la ciudad, pues hay grupos similares en Iztapalapa, Gustavo A. Madero, o en la propia Cuauhtémoc, como la Unión Tepito.

crs

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS