Se titula por la UNAM reclusa de Santa Martha

Luego de 18 meses de recibir asesorías, Mónica Ponce elaboró su tesis dentro del penal
La presidiaria resaltó que pretende dejar una huella en el sistema. (ESPECIAL UNAM)
09/05/2017
02:09
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

Con una sonrisa en la cara y acompañada de sus seres queridos, terminó su segunda carrera y presentó su examen profesional Mónica Ponce de León, matemática que se encuentra presa en el penal de Santa Martha Acatitla. Para ella, lo más importante que le ha enseñado la cárcel es que es posible sobreponerse a las situaciones negativas de la vida.

Mónica elaboró su tesis sin la posibilidad de acudir a una biblioteca, consultar archivos o ingresar a internet para obtener mayor información; su esfuerzo la convirtió en la doceava estudiante universitaria que obtiene un título de licenciatura desde el interior de una prisión.

“Para mí lo relevante es dejar una huella en el sistema y demostrar que quienes estamos aquí podemos avanzar y crecer más allá de las paredes que nos retienen, el punto es trascender en mis compañeras para que sepan que pueden imponerse a cualquier adversidad”, dijo durante su titulación.

Ese día, llevaba el cabello negro arreglado y peinado, usó zapatos rojos de tacón y un elegante traje sastre para presentar su tesis ante sus familiares y sus compañeras, en una ceremonia que es habitual en recintos universitarios y pocas veces ocurre dentro de la cárcel.

“Para muchas, estar aquí es injusto, pero es posible, la enseñanza más importante que podemos sacarle a este lugar”, dijo.

Durante su ceremonia de titulación, reflexionó que en las cárceles de la Ciudad de México y su área metropolitana hay 60 mil reclusos de los cuales mil 600 son mujeres, es decir, apenas 2.6%.

“En un país donde somos mitad hombres y mitad mujeres, que el porcentaje femenino sea bajo nos debe hacer pensar. Si consideramos que muchas estamos por una injusticia y otras porque las involucró su pareja en algún ilícito”, expresó.

Ponce de León terminó su tesis “La ciencia actuarial en el mercado laboral mexicano” al participar en Proyecto UNAM, programa de la subsecretaría del Sistema Penitenciario del Gobierno de la CDMX que apoya a reclusos con estudios inconclusos.

Durante 18 meses fue asesorada por el profesor Yuri Salazar, de la Facultad de Ciencias, quien le hacía llegar las observaciones de su trabajo, basado en su experiencia laboral cuando era parte de la oficina de asesores del ex presidente José López Portillo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS