Mueren cuatro tras explosión de una toma clandestina

Las víctimas no estaban relacionadas con los chupaductos , dicen autoridades
Bomberos de Tierra Blanca y Protección Civil municipal trataron de sofocar el incendio, mientras elementos del Ejército acordonaron la zona. (PATRICIA MORALES. EL UNIVERSAL)
14/05/2017
02:11
Ismael García / Corresponsal
Edgar Ávila
-A +A

[email protected]

Cuatro personas murieron durante la explosión de un ducto de la empresa gubernamental Petróleos Mexicanos (Pemex) ocurrida en el municipio de Tierra Blanca, Veracruz. Los hechos ocurrieron entre la comunidad Cerritos y Mata Planta, donde sujetos dedicados al robo de hidrocarburo realizaron una toma clandestina en un ducto.

La toma se salió de control y los delincuentes huyeron del lugar, pero cuando los ocupantes de un vehículo Nissan Tsuru pasaban por el lugar, sobrevino una explosión.

Los primeros informes señalan que fueron cuatro las personas fallecidas en el lugar. Eran ciudadanos que no tenían relación con los chupaductos.

Elementos de Bomberos de Tierra Blanca y Protección Civil Municipal trataron de sofocar el incendio, en tanto, elementos del Ejército Mexicano acordonaron la zona.

Refuerza Ejército vigilancia. Para evitar el robo de combustible y accidentes, como el ocurrido en Tierra Blanca, Veracruz, la Secretaría de la Defensa Nacional intensifica sus acciones en el Istmo de Tehuantepec, donde han sido detectadas al menos 17 tomas clandestinas en ductos de Pemex.

El general Alfonso Duarte Mujica, de la octava región militar, informó que este fin de semana se reunieron integrantes del Grupo de Coordinación Institucional en Materia de Hidrocarburos para analizar el avance en el combate a este ilícito.

“Tenemos bases de operaciones mixtas con personal de las policías federal, estatal y municipal, así como militar, en las que se ha podido detectar 17 tomas clandestinas en el Istmo, mismas que han sido puestas a disposición de la PGR”. En entrevista, expuso que desde Salina Cruz hasta Matías Romero, y posteriormente hasta Coatzacoalcos, Veracruz, hay permanente vigilancia del Ejército; hasta ahora, no han sido objeto de agresión por parte de probables huachicoleros, indicó.

“El estado de Oaxaca está considerado como de baja incidencia en el robo de hidrocarburos; hay estrecha coordinación con el gobierno de Oaxaca, con el gobernador Alejandro Murat, para enfrentar conductas delictivas que pongan en riesgo la paz social”, dijo.

Precisó que el Ejército goza de una imagen positiva en Oaxaca debido a su intensa labor social en las comunidades, en las cuales, por ejemplo, han instalado 51 comedores comunitarios en igual número de comunidades.

Por otra parte, reconoció que mientras los plantíos de marihuana han disminuido, probablemente debido a la legalización de la droga en Estados Unidos y al combate a la siembra y tráfico, la de amapola ha aumentado, a causa de la alta demanda.

Mantente al día con el boletín de El Universal