CIDH ve falta de celeridad en caso Ayotzinapa

Urge a continuar con línea de investigación sobre la participación de policías en el hecho
Paulo Abrão, secretario Ejecutivo del mecanismo de seguimiento, dice que ninguno de los detenidos es procesado por el delito de desaparición forzada. (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
22/04/2017
02:21
Dennis A. García
-A +A

[email protected]

El Mecanismo de Seguimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación por la falta de celeridad de las autoridades para esclarecer la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En conferencia de prensa, como parte de su segunda visita a México, Paulo Abrão, secretario Ejecutivo del mecanismo de seguimiento, dijo que a la fecha ninguno de los detenidos es procesado por el delito de desaparición forzada.

Acompañado por la coordinadora del mecanismo, Esmeralda Arosemena, Abrão señaló la importancia de continuar con la línea de investigación de la posible participación de policías en los hechos de Iguala, Guerrero.

Detalló que es prioritario que el Estado determine quiénes son El Caminante y El Patrón, quienes han sido mencionados en las declaraciones de algunos detenidos; así como la posible participación de militares.

“La CIDH urge al Estado a avanzar en la investigación de dos policías federales, quienes fueron individualizados como presuntos responsables de encubrimiento de los hechos”, enfatizó.

Reconoció que la Procuraduría General de la República (PGR) utilice la tecnología Lidar (tecnología de teledetección tridimensional) para la búsqueda de los normalistas de Ayotzinapa, también saludó que en la Cámara de Diputados haya aprobado la ley general para investigar y sancionar la tortura.

“La CIDH urge al Estado a dar pasos decisivos para contar con una legislación en materia de desaparición forzada que cumpla con los estándares internacionales de derechos humanos y cuente con el indispensable respaldo de las familias y organizaciones”, indicó.

Dijo también que es preocupante que las autoridades mexicanas sostengan la hipótesis de que los normalistas de la escuela rural Raúl Isidro Burgos fueron incinerados en el basurero de Cocula.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) “concluyó en su primer informe que el fuego necesario para la combustión de 43 cuerpos no era científicamente posible dadas la evidencias encontradas”, subrayó.

Puntualizó que el mecanismo reitera que la difusión de esa hipótesis, que ya ha sido descartada por el GIEI, “provoca una distancia frente a las víctimas y sus familiares, y pone en riesgo la búsqueda de verdad y justicia en este caso”.

Pidió que continúe con la línea de investigación de los teléfonos de los normalistas que registraron salidas de mensajes y llamadas días después de que los jóvenes fueron atacados en Iguala.

Recordó que la línea de investigación del presunto trasiego de droga hacia Estados Unidos, y dijo que para esclarecer los hechos es indispensable agotar esa información.

“El Estado debe además profundizar con urgencia la línea de investigación sobre la posible conexión de los hechos con el traslado de estupefacientes hacia Estados Unidos; para ello la CIDH exhorta a priorizar las solicitudes de asistencia jurídica al gobierno estadounidense, así como pruebas y diligencias en relación con el quinto autobús”, indicó.

Como parte de su visita a México, el mecanismo de seguimiento se reunió con los padres de los normalistas, con el procurador General de la República, Raúl Cervantes; con servidores de laSRE y de Gobernación.

“Sostuvo reuniones adicionales con Luis Raúl González, presidente de la CNDH, y con representantes de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos”, agregó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS