Extradición de Yarrington, a EU, acuerdan México y Washington

La declaración conjunta de ambos países espera que allane el camino y se pueda proceder a una extradición rápida; EU se compromete a enviar a Yarrington temporalmente a México para que enfrente los cargos correspondientes ante la justicia mexicana
19/04/2017
18:07
Víctor Sancho / Corresponsal
Washington
-A +A

Estados Unidos y México anunciaron la intención de priorizar la extradición de Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba al país del norte.

El ex gobernador de Tamaulipas, detenido a principios de mes en Italia en una colaboración entre las fuerzas policiales mexicanas, estadounidenses e italianas, se encuentra en Florencia a la espera de que una Corte de la ciudad decida su futuro.

Gráfico

La red del ex mandatario tamaulipeco

Fuente: Gabinete de Seguridad
La red del ex mandatario tamaulipecoLa red del ex mandatario tamaulipeco

“Después de un cuidadoso análisis de las pruebas y posibles condenas por los cargos en Estados Unidos y México contra (Tomás) Yarrington, y de acuerdo con la prioridad dada a las solicitudes concurrentes de extradición (…), los Estados Unidos y el Gobierno mexicano han acordado solicitar al Ministro italiano de Justicia que conceda prioridad a la solicitud de los Estados Unidos, y también solicitar la autorización (…) para la extradición de Yarrington a México”, reza el comunicado.

Ambos países están a la espera de la decisión de la Corte italiana, que debe tomar la decisión.

La declaración conjunta de ambos países espera que allane el camino y se pueda proceder a una extradición rápida, con un país en el que tanto México com Estados Unidos tienen acuerdo de extradición.
En Estados Unidos es donde enfrenta los cargos más severos, y sería juzgado por importación y distribución de droga, lavado de dinero, fraude bancario y estructuración de operaciones de dinero, todos cometidos entre 1998 y 2013 en el estado de Texas. Podria ser condenado hasta a cadena perpetua.
En México, por su parte, Yarrington podría se sentenciado a un máximo de 20 años, por delitos contra la salud cometidos entre 1998 y 2005 en Tamaulipas.

A la finalización del juicio en territorio estadounidense, y en función de las cláusulas de extradición que estén vigentes entre Estados Unidos y México, el primero se compromete a enviarlo temporalmente para que enfrente los cargos correspondientes ante la justicia mexicana.

Comentarios