Defensor guatemalteco pronostica ágil retorno

El litigante, experto en extradiciones, se reunió brevemente con el ex prófugo para ofrecerle sus servicios
Sandoval recalcó que sólo abogados guatemaltecos pueden llevar la defensa de Duarte. (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
18/04/2017
02:57
José Meléndez / corresponsal
Ciudad de Guatemala.
-A +A

[email protected]

El abogado guatemalteco Rodrigo Sandoval negó ayer haber asumido la defensa legal en Guatemala del encarcelado ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, y explicó que tras una entrevista de acercamiento que sostuvo el domingo con el ex fugitivo político mexicano en una cárcel capitalina, puede pronosticar que su extradición a México podría allanarse.

El domingo, la agencia Reuters identificó a Sandoval como el abogado de Duarte en Guatemala y en uno de sus cables aseguró que el litigante habló con el ex gobernador y ahí dijo que “el señor Duarte le dijo que está esperando su extradición y a sus abogados de México. Entiendo que sí va a aceptar su extradición”.

Sandoval concedió ayer una entrevista telefónica a EL UNIVERSAL y reconfirmó que Duarte le explicó que un equipo de abogados mexicanos se encargará de su defensa en Guatemala, pero que el trabajo debe ser hecho por abogados guatemaltecos con derecho de ejercer en este país.

Pese a que el domingo pasado, menos de 15 horas después del arresto de Duarte el sábado por la noche en una zona del suroccidente guatemalteco tras seis meses de fuga, Sandoval pareció presentarse como defensor del político mexicano y le visitó en la cárcel de Matamoros, de esta capital. Ayer aclaró que no está a cargo de esa responsabilidad.

“No estoy como abogado defensor. Me parece que Duarte tiene otro abogado. Esa es la realidad: viene un equipo de abogados de México a Guatemala”.

Al preguntársele porqué razón se reunió con el ex gobernador en Matamoros, Sandoval explicó que una de sus especializaciones como abogado es la extradición. “Tengo varios clientes en Matamoros y me apersoné allí el domingo para entrevistarme con uno de ellos y aproveché para conversar con Duarte”, añadió.

“Lo vi bien… bueno, como están las personas que están presas”, narró, al reconocer que nunca antes tuvo ningún tipo de contacto ni de relación personal o profesional.

Según Sandoval, Matamoros dispone de un sector para que los abogados se entrevisten con sus clientes. “Estando allí pedí conversar con Duarte. Aceptó reunirse conmigo porque me dijo que creyó que yo era uno de los abogados del equipo de México. Él me dijo que ese equipo vendrá a Guatemala a ayudarle en su defensa legal”, puntualizó.

El grupo mexicano, advirtió, deberá buscar a abogados guatemaltecos para que asuman la tarea, porque como extranjeros tienen impedimento del ejercicio del derecho en Guatemala. El domingo, al salir de Matamoros, Sandoval afirmó a medios internacionales de prensa que era probable que Duarte aceptara su extradición, y ayer también señaló que no descarta la posibilidad.

Sin entrar en detalles, dejó entrever que las situaciones son cambiantes. Las rutas del político mexicano son dos, recordó. “O allanarse y aceptar ser extraditado o pelear. Hoy no sé como actuará”, apuntó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS