Causó informe desencuentros; no se apegaba a la realidad: SRE

Human Rights Watch afirmó que las desapariciones forzadas, las ejecuciones extrajudiciales y la tortura son problemas extendidos en México (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
25/02/2017
02:13
Dennis A. García
-A +A

[email protected]

En marzo de 2015 el señalamiento del relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Juan Méndez, desató una confrontación con el Estado mexicano por sus conclusiones sobre prácticas de tortura.

En su informe anual, sostuvo que la tortura era una práctica generalizada en el país y la mayoría de los casos estaban impunes; lo que incomodó a las autoridades.

En respuesta, la Secretaría de Relaciones Exteriores dijo que el informe de Juan Méndez no estaba apegado a la realidad. El embajador Jorge Lomónaco incluso mencionó que ese calificativo era insostenible.

En su reporte entregado en Ginebra, Suiza, el relator especial sobre Tortura y Tratos Crueles reportó que México atravesaba por una situación compleja en materia de seguridad pública y que desde 2006, con la llamada guerra contra el narcotráfico, se habían desplegado más de 50 mil efectivos en 2012 con funciones en materia de seguridad.

En ese momento el embajador Lomónaco expresó que México tenía mecanismos para erradicar la tortura y “decir que es una práctica generalizada no refleja los grandes esfuerzos que hemos hecho para mejorar el marco legislativo”.

Un año después Juan Méndez expresó su intención de regresar a México para continuar con su trabajo y dar seguimiento; sin embargo, la Cancillería respondió que la visita no era posible porque estaban programadas las de otros expertos.

México aseguró que estaba abierto al escrutinio internacional y todas las visitas de expertos, pero la petición de Méndez no podía ser aceptada en ese momento.

El entonces canciller, José Antonio Meade, expresó su malestar por la conclusión del relator y el subsecretario de Asuntos Multilaterales, Manuel Gómez Robledo, dijo que Méndez había actuado “de manera poco ética y sin sustento”.

Human Rights Watch (HRW) también afirmó que las desapariciones forzadas, las ejecuciones extrajudiciales y la tortura representan problemas extendidos en México.

El relator Juan Méndez fue relevado de su cargo por Nils Melzer, al concluir su gestión el año pasado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS