Sedena y Semar exhortan a graduados a servir a México

Secretarios entregan diplomas a egresados de los cursos militares
Los secretarios de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, y de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, encabezaron ayer la ceremonia en la Base Aérea Militar No. 1, en Santa Lucía, Estado de México (TERCERO DÍAZ. CUARTOSCURO)
24/02/2017
02:18
Javier Garduño
-A +A

[email protected]

Los secretarios de la Defensa Nacional y de Marina, Salvador Cienfuegos Zepeda y Vidal Francisco Soberón Sanz, entregaron ayer diplomas y reconocimientos a los graduados del curso de la Escuela Militar de Tropas Especialistas de la Fuerza Aérea, en la Base Aérea Militar No. 1, en Santa Lucía, Estado de México.

“Es hora de elevar el vuelo y surcar el aire y los mares en busca del éxito, reciban la más calurosa felicitación por haber concluido satisfactoriamente su curso de formación.

“Recuerden que el servicio que prestarán a la nación se basa en sólidos valores, virtudes humanas y militares, en su entrega constante en el apego a nuestras leyes, reglamentos y al respeto irrestricto a los derechos humanos.

“Lleven consigo siempre el honor y ánimo que los ha hecho conocer, comprender y asumir cabalmente el papel de militares y técnicos profesionales. Sigan trazándose metas que los lleven a nuevos puertos, su trabajo será fundamental para mantener operativas las aeronaves y embarcaciones nacionales. En retribución recibirán el generoso reconocimiento, tanto de sus superiores como de sus subordinados, pero sobre todo el respeto y la gratitud del pueblo de México y de sus familias.

“Sean dignos representantes de esta noble institución educativa que los ha formado bajo su lema: ‘Soporte de la Fuerza Aérea, fortaleza de la patria’”, destacó Arturo Meza Hernández, director de la Escuela Militar de Tropas Especialistas de la Fuerza Aérea.

En la ceremonia se graduaron 417 sargentos especialistas de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), ocho becarios de la Secretaría de Marina-Armada de México y tres becarios de la República de Ecuador, del curso de formación para trabajar en diversas actividades de las Fuerzas Armadas.

Los graduados tomaron clases teórico-prácticas durante 18 y 6 meses, respectivamente para egresar como sargento primero y segundo, en unidades de aprendizaje militares y de la especialidad.

El objetivo fue el fortalecimiento de sus capacidades físicas y mentales, cultivar la lealtad, el patriotismo, el espíritu de cuerpo y los valores castrenses, añadió Meza Hernández.

Los cursos de especialistas de la Fuerza Aérea, son parte de la meta establecida en el plan general de Educación Militar.

Los cadetes recibieron de los secretarios sus reconocimientos.

En este mes hay convocatoria para ingresar a las escuelas militares, de nivel bachillerato con especialidad como técnicos y de nivel licenciatura para egresar como subteniente. En ambos casos, la Sedena beca a los alumnos al 100% para que se dediquen a estudiar y al concluir se hacen merecedores de una plaza de trabajo en la Defensa, momento en el que empezarán a percibir un sueldo y los derechos que por ley les corresponden.

Más tarde, en la Escuela Militar de Mantenimiento y Abastecimiento de la Sedena, en Zapopan, Jalisco, el general Cienfuegos Zepeda presidió la ceremonia de graduación.

Luis Martín Ricaño Ruiz, teniente coronel de la Fuerza Aérea, abastecedor de material Aéreo, habló en nombre de su generación.

“La transformación que hemos vivido en nuestra vida profesional nos permite aquilatar el valor, la preparación constante y el trabajo colaborativo en la búsqueda del éxito.

“En el proceso de formación, bajo un modelo educativo basado en competencias, acorde con la meta nacional, México con educación de calidad... afirmo los valores militares y reafirmó los conocimientos y habilidades para ser competentes en nuestras respectivas áreas, lo cual nos permitirá cumplir con seguridad las tareas que a lo largo de nuestra carrera militar nos serán encomendadas”, señaló Ricaño Ruiz, quien se dirigió al secretario para agradecer al presidente Enrique Peña Nieto por el apoyo para estudiar en esta escuela, con nuevas instalaciones, equipamiento y tecnología de punta.

Agregó que los egresados están listos para servir al país en las distintas misiones que les sean encomendadas como profesionistas, pero en especial, reconoció el apoyo de sus familias para ser personas de bien, quienes trabajarán en apego a los valores castrenses de honor, valor y lealtad, con apego al respeto de los derechos humanos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS