Se encuentra usted aquí

Profepa decomisa 200 pepinos de mar

El cargamento ilegal estaba precocido y fue defectado por la militares en el municipio de Mulegé, Baja California Sur
22/02/2017
02:24
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró 200 ejemplares de pepino de mar precocido en el municipio de Mulegé, Baja California Sur, los cuales pretendían ser enviados de manera ilegal por paquetería a Ensenada, Baja California.

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que se encontraban en un puesto de control militar, ubicado sobre la carretera Loreto-Mulegé, detectaron el cargamento de pepino de mar, el cual era transportado en un vehículo propiedad de la emp resa Bajapac.

Los soldados alertando de ello a la Profepa y solicitaron la colaboración de personal de esa dependencia para realizar la verificación de la situación legal del producto marino transportado.

Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente realizaron la identificación de la especie y constataron que su transporte se realizaba de manera ilegal, puesto que el paquete no contenía la documentación requerida con base en los artículos 51 de la Ley General de Vida Silvestre y 53 de su reglamento.

Por lo anterior, las autoridades ordenaron como medida de seguridad el aseguramiento precautorio de los 200 ejemplares de pepino de mar y se depositaron en un lugar adecuado para su conservación.

La Profepa procederá a interponer la denuncia penal correspondiente, a fin de que la Procuraduría General de la República (PGR) realice la investigación de los hechos.

El pepino de mar de la especie Isostichopus fuscus se encuentra en la lista de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en categoría de “Sujeta a Protección Especial”, por lo que su aprovechamiento se regula por la Ley General de Vida Silvestre, la cual exige contar con autorización para su aprovechamiento extractivo.

El pepino de mar también está incluido en el Apéndice III de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), se informó en la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

Este acuerdo tiene como finalidad velar para que el comercio internacional de espécimenes de animales y plantas silvestres no constituya una amenaza para su supervivencia, y del cual México forma parte.

La mayor demanda de este producto del mar es generalmente en el mercado asiático como alimento para consumo humano, puesto que en México no hay consumo local.

Esta especie marina se puede encontrar en las costas del Océano Pacífico de México (incluyendo el Golfo de California), Centro y Sudamérica, desde Baja California hasta el Ecuador continental, a una profundidad promedio de 39 metros.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS