Procuradores crean red anticorrupción por caso Odebrecht

Cervantes intercambia datos con brasileños; México se une a fiscalías de 10 países afectados
El encuentro fue organizado por la Procuraduría General de Brasil y asistieron fiscales de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Portugal, Perú, República Dominicana y Venezuela (JOÉDSON ALVES. EFE)
17/02/2017
02:49
Con información de Astrid Sánchez y Agencias
-A +A

Los procuradores de justicia de 11 países en los que operó la constructora brasileña Odebrecht acordaron establecer “la más amplia, rápida y eficaz cooperación” para investigar la red de corrupción que se extendió hacia tres continentes.

La Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer en México que llevará a cabo este tipo de acciones de cooperación internacional “en cumplimiento a su compromiso en el combate a la corrupción”.

La dependencia informó que el procurador Raúl Cervantes Andrade sostuvo con autoridades brasileñas reuniones técnicas y especializadas en intercambio de información relacionada con los actos de corrupción en los que están involucradas las empresas Odebrecht y Braskem en al menos 15 países.

El encuentro fue organizado por la Procuraduría General de Brasil y asistieron los fiscales de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Portugal, Perú, República Dominicana y Venezuela, países en los que se indagan las prácticas corruptas en que incurrió la empresa constructora brasileña.

En un comunicado divulgado tras una reunión que se realizó bajo un total hermetismo, se informó que también se acordó crear “equipos conjuntos de investigación, bilaterales o multilaterales”, para coordinar las indagatorias en Brasil y en los otros países donde Odebrecht incurrió en sobornos y otros actos ilegales.

Esos grupos actuarán con autonomía técnica y en desarrollo de su independencia funcional, que es un principio rector de los ministerios públicos.

También se subraya “la importancia de la recuperación de los activos y la reparación integral de los daños causados por esos ilícitos, incluyendo el pago de multas, según la legislación de cada país”.

En otro de los puntos, se insta “a los ciudadanos a apoyar a sus instituciones de persecución penal en las actuaciones que son conducidas contra la corrupción” en cada uno de esos países.

A la reunión también habían sido invitados pero no asistieron, representantes de El Salvador, Guatemala, Antigua y Barbuda y Mozambique.

La escala de los sobornos a funcionarios públicos a cambio de obras y de medidas parlamentarias que orquestó el grupo se extendió por gran parte de América Latina, con ramificaciones en África y Europa, e incluyó un sofisticado esquema de lavado de dinero.

Los procuradores se comprometieron a “promover la constitución de equipos conjuntos de investigación, bilaterales o multilaterales, que permitan indagatorias coordinadas sobre el caso Odebrecht”, según un comunicado firmado por los países asistentes.

La iniciativa también incluye a la operación Lava Jato (lavadero de autos), que investiga un fraude trasnacional que drenó ilegalmente más de dos mil millones de dólares a la petrolera estatal brasileña Petrobras y permitió revelar el caso Odebrecht.

Pugnan por la reparación de los daños. Al cabo de la primera de las dos jornadas de una cumbre realizada con gran hermetismo y sin acceso de la prensa, los procuradores dijeron que buscarán “insistir en la recuperación de activos y la reparación integral de los daños causados por los ilícitos, incluyendo el pago de multas, según la legislación de cada país”.

La investigación sobre la maquinaria de pagos de Odebrecht, un pulpo con múltiples negocios que facturó casi 40 mil millones de dólares en 2015 —su último balance—, está bajo secreto de sumario.

El acuerdo realizado entre la firma y la justicia brasileña a nivel corporativo, que no incluye la situación penal de las personas, tiene una cláusula de reserva de seis meses, hasta el 1 de junio de 2017.

“Brasil ha recibido varios requerimientos de cooperación jurídica internacional relacionados al caso Odebrecht, pero está obligado a cumplir sus leyes internas y a respetar el plazo acordado, sin perjuicio de que los países den continuidad a las investigaciones que ya han acordado”, señaló el texto que fue divulgado entrada la noche.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS