Reforzarán programa de defensa a migrantes

Hay presencia de personal de la CNDH en las fronteras de México con Estados Unidos, y entre los planes se prevé alentar el apoyo legal a los connacionales por la vía de despachos que acepten dar asesorías pro bono
14/02/2017
02:11
Carina García
-A +A

[email protected]

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González, indicó que junto con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) reforzará el programa de defensa de migrantes en Estados Unidos.

Hay presencia de personal de la CNDH en las fronteras de México con Estados Unidos, y entre los planes se prevé alentar el apoyo legal a los connacionales por la vía de despachos que acepten dar asesorías pro bono.

En breve se reunirá, dijo, con el canciller Luis Videgaray para articular todos los mecanismos de cooperación en defensa de la dignidad humana de los connacionales y desde diciembre pasado personal de la Comisión ha visitado los principales consulados para analizar formas de protección a migrantes de varias ciudades de los Estados Unidos.

Además la CNDH pondrá en operación un micrositio web con información para los mexicanos en el país vecino y a través del Quinto Visitador el organismo ha estado en contacto con asociaciones de mexicanos en el extranjero.

Empero, pidió congruencia y exhortó a la sociedad mexicana a voltear los ojos a la frontera sur y ser respetuosos de los derechos humanos de las personas que, provenientes de Centro y Sudamérica intentan entrar al país.

Indicó que por ahora hay una queja interpuesta por personas de nacionalidad haitiana que han llegado a la frontera norte para intentar cruzar la frontera a los Estados Unidos y permanecen en albergues saturados.

“Nosotros tenemos que aplicar la misma política que pedimos de los Estados Unidos a los nacionales centroamericanos”.

El ómbusdman participó ayer en el IV Seminario Homenaje a Jesús Reyes Heroles, marco en el que demandó unidad nacional, pero también congruencia.

“Si exigimos respeto e inclusión para nosotros, estamos obligados a ser inclusivos y respetuosos con los demás, con los otros, más allá de las diferencias de pensamiento o de cualquier otra índole que nos distingan.

”Hoy, las amenazas a los derechos y dignidad de las personas nos llaman a la acción. Estamos ante un punto de inflexión en el que la manera como enfrentemos el entorno que se nos presenta, definirá los puntos de equilibrio que como país tengamos en el futuro”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS