Urgen a tribunales atender quejas ciudadanas

Los juzgadores deben impartir justicia de manera equilibrada, asegura el consejero Tafoya Hernández
18/01/2017
02:16
Diana Lastiri
-A +A

[email protected]

Las inconformidades ciudadanas hechas valer por la vía judicial son una oportunidad para que los integrantes del Poder Judicial de la Federación (PJF) escuchen y respondan con decisiones y acciones congruentes y concretas, afirmó el consejero de la Judicatura Federal, Guadalupe Tafoya Hernández.

En la sesión solemne conjunta con la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para la toma de protesta de los 29 nuevos jueces de distrito y magistrados de circuito, indicó que el país vive desencuentros y perturbaciones sociales derivadas de las quejas de las acciones del gobierno que hacen sentir a los ciudadanos profundamente lastimados, lo que ha llevado al desencanto general, irritación y frustración por alcanzar los niveles de bienestar que les lleven a tener una vida decorosa.

“Todos los días voces de coraje retumban por doquier, quejándose de las acciones gubernamentales acumuladas, de las que se sienten profundamente lastimados, llevándolos del desencanto general a la irritación y al sentimiento de frustración por alcanzar la legítima aspiración de encontrar niveles de bienestar y hacer realidad su derecho a una vida decorosa”, dijo.

Destacó que el compromiso de los juzgadores es impartir justicia de manera equilibrada para devolver la salud a una nación que sufre de injusticia.

En la ceremonia estuvieron presentes los integrantes de la SCJN y del Consejo de la Judicatura Federal, a quienes llamó a escuchar y responder a los ciudadanos que demandan justicia mediante decisiones y acciones congruentes y concretas.

“Es tiempo de hablar menos y hacer más; las manos no se lavan con saliva. Los tribunales federales tienen la oportunidad y el deber de contribuir, por la vía del derecho, a través de resoluciones justas, a desahogar las inconformidades planteadas y atemperar los ánimos sociales, tomando en cuenta el entorno social que rodea los conflictos sometidos a su consideración”, agregó.

Por su parte, el ministro de la Corte Alberto Pérez Dayán apuntó que ante las circunstancias económicas actuales los juzgadores deben hacer más con lo mismo o más con menos.

“Las circunstancias globales y la suma de factores económicos negativos imponen severas restricciones en el ejercicio presupuestal. El Estado y su erario se ven fuertemente constreñidos por esos fenómenos y la jurisdicción no puede ni debe soslayarlo”, concluyó el ministro.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS