Se une el sector salud a protestas contra gasolinazo

Llaman a grupos campesinos a crear un frente común de indignación nacional
La Alianza de Trabajadores de la Salud y Empleados Públicos marchará el próximo 31 de enero del Hospital General al Zócalo capitalino (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
15/01/2017
02:09
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

Integrantes de la Alianza de Trabajadores de la Salud y Empelados Públicos llamaron a la población a la unidad y organizar “la indignación” contra el incremento al precio de los combustibles, a fin de que se revierta el aumento de hasta 20%.

Antonio Vital, integrante de esta organización, indicó que realizarán una manifestación el próximo 31 de enero del Hospital General al zócalo capitalino para protestar contra el gasolinazo. Destacó que buscan coincidir con las movilizaciones anunciadas por la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y el Frente Auténtico del Campo (FAC) y les harán la propuesta de unificar las protestas .

“El gasolinazo de afectará directamente los ingresos de las familias de la clase trabajadora, la carestía de los bienes de consumo básico agravará la pobreza y profundizará la desigualdad. Demandamos la cancelación del aumento a energéticos y cambiar la política económica”, apuntó.

Detalló que el próximo miércoles 18 de enero acudirán al Hospital General de México a realizar una jornada informativa para los trabajadores de la salud sobre el incremento al precio de las gasolinas y para invitarlos a la movilización del 31 de enero.

El próximo sábado 21 de enero realizarán una asamblea nacional en la que invitarán a organizaciones campesinas, sindicales, estudiantiles, ambientales y de diferentes ámbitos a “organizar la indignación” contra el gasolinazo y discutir las acciones para que está aumento se revierta.

“El llamado es a que esa indignación que hay por el aumento a los precios y por los privilegios de diputados y funcionarios la canalicemos para cambiar el modelo económico y reactivar la economía nacional, que es el problema principal. Que se generen empleos y salarios suficientes, y se acabe con las desigualdades”, dijo.

Explicó que el objetivo de estas asambleas es construir la unidad entre “los trabajadores del campo y la ciudad; los jóvenes y los viejos, y que participen mujeres ambientalistas en este rescate por el país y el reencausamiento del esfuerzo nacional”.

Antonio Vital indicó que la caída de las finanzas públicas no puede resolverse incrementando los precios de los servicios, sino que se deben eliminar los privilegios fiscales de los grandes empresarios, “recursos cercanos a 700 mil millones de pesos y la sangría del pago de servicio de la deuda que es superior a 500 mil millones de pesos.

“En estos momentos el mundo se enfrenta al fracaso del neoliberalismo y el libre comercio. Se debe cambiar el modelo, fortaleciendo la producción nacional y el empleo. Rechazamos el gasolinazo y el incremento diario que se prevé, incluyendo el precio del gas, porque divide al país y castiga a las regiones con mayor atraso económico, con lo que se profundiza la desigualdad”, añadió.

Vital enfatizó que el aumento a los precios de la gasolina es “evidencia del fracaso de las reformas”, debido a que no han mejorado la economía de las familias mexicanas y las finanzas públicas “se han quebrantado”.

El Frente Auténtico del Campo (FAC) y la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) se movilizarán el 31 de enero para expresar su rechazo al alza a los precios de los combustibles. Partirán desde el Ángel de la Independencia hacia el zócalo; tan sólo del FAC se espera que arriben a la Ciudad de México 50 mil campesinos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS