España extraditará a EU a presunto narco mexicano "el Mono Muñoz"

Juan Manuel Muñoz Luévano es acusado por su supuesta implicación en el tráfico de drogas que Los Zetas introducían en Estados Unidos y Europa
13/01/2017
10:31
Jerónimo Andreu / Corresponsal
Madrid
-A +A

El gobierno español aprobó este viernes extraditar al presunto narcotraficante mexicano Juan Manuel Muñoz Luévano a Estados Unidos, donde penden cargos sobre él. Luévano, alias el Mono Muñoz, fue arrestado en España en marzo de 2016 por tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y blanqueo de capitales.

El consejo de ministros español en su reunión semanal decidió que la petición de Estados Unidos cumple todos los requisitos legales para que Muñoz Luévano sea procesado allí. Esta autorización gubernamental ratifica una decisión que ya habían tomado los jueces La extradición queda por tanto sólo a la espera de que las autoridades de EU y España completen los procedimientos administrativos, y agentes norteamericanos se desplacen hasta Madrid para recoger a Luévano, encarcelado desde hace 10 meses en una prisión española.

El acusado residía en la lujosa urbanización madrileña de La Moraleja cuando fue detenido el 18 de marzo del año pasado. La policía española comenzó a investigarlo a partir de una investigación abierta en San Antonio (Texas), y llegó a la conclusión de que Luévano actuaba de enlace de los Zetas en Europa, ayudando a la organización criminal a introducir cargamentos de cocaína y limpiando después el rastro del dinero.

Estados Unidos acusa al presunto narco de haber pilotado con anterioridad una organización que utilizaba armas de fuego adquiridas al cártel de los Zetas para controlar los pasillos de introducción y distribución de la droga en Estados Unidos, además de blanquear el dinero obtenido de sus actividades ilícitas a través de varios negocios de su propiedad. EU también sospecha que Muñoz Luévano desarrolló trabajos puntuales para los cárteles de Sinaloa, el Golfo y Beltrán-Leyva.


Artículo

Así llevan los Zetas su contabilidad en Europa

De acuerdo con el diario El País, Juan Manuel “El Mono” Muñoz tenía una detallada bitácora de los movimientos de trasiego de droga y sus ganancias en Europa en sólo dos archivos
Así llevan los Zetas su contabilidad en EuropaAsí llevan los Zetas su contabilidad en Europa

En España, Muñoz levantó sospechas por su alto nivel de vida. Según indican las diligencias policiales, efectuaba “desembolsos de importantes cantidades destinadas al ocio propio y de terceros, compra de artículos de lujo [como relojes Rolex y Bulgari]” a pesar de la “ausencia de una fuente de ingresos en España justificante de las inversiones realizadas y el nivel de vida mostrado, tanto por él como por su familia”.

Durante su detención en Madrid, la policía se incautó en su domicilio de un ordenador que contenía varias hojas de Excel donde anotó la entrega en hoteles de Ciudad de México de 59 maletas de dinero por un valor conjunto de 75,6 millones de dólares, obtenidos por Los Zetas en seis días mediante la venta de 2.100 kilogramos de cocaína en Europa.

Las escuchas previas a la detención del presunto narco efectuadas por la policía española revelaron un mundo de palizas, amenazas de secuestro, homicidios y corrupción. Una gran cantidad de estas conversaciones pusieron igualmente de manifiesto estrechos vínculos entre Muñoz Luévano y políticos y funcionarios de Justicia, especialmente de Coahuila.

“A lo largo del periodo de intervención telefónica se ha puesto de manifiesto la proximidad de Juan Manuel Muñoz a la política y a la administración de Justicia mexicana. En relación con la política mexicana se encuentra muy relacionado con determinadas personas que desempeñan cargos en la administración municipal y regional, como es el caso de alcaldes o congresistas del Estado de Coahuila, así como candidatos a ocupar cargos”, detalla el informe policial que tramitó la Audiencia Nacional española.

A partir de la misma investigación estadounidense, el propio exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira fue detenido en España en enero, acusado de blanqueo de dinero y vinculación con Los Zetas, aunque los tribunales terminaron poniéndolo en libertad por falta de pruebas. Moreira, que residía en Barcelona con su mujer y dos hijas, recibió gran apoyo de la embajada en Madrid, llegando a ocasionar sospechas de presiones e injerencias en España.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS