CNTE regresa a clases... y alista boicot

En la Sección 22 de Oaxaca afirman que no significa ceder ante el gobierno
Los profesores disidentes disminuirán, a partir del próximo miércoles, su presencia en el plantón que realizan en el Monumento a la Revolución en el DF. Foto: Iván Stephens/ EL UNIVERSAL
13/06/2015
03:17
-A +A

[email protected]

La Sección 22 del sindicato de maestros, adherida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca, acordó regresar a clases el próximo 17 de junio. Anoche, al fijar un posicionamiento, anunciaron que se valora el que todas las secciones magisteriales disidentes secunden esta medida.

La decisión de la Sección 22 de regresar a las aulas se tomó en asamblea estatal la madrugada del viernes en el Distrito Federal, donde se valoró que los tiempos no eran los adecuados para estar de manera permanente en la capital del país, pero decidieron acciones como el boicot a la aplicación del examen magisterial que se realizará del 20 al 22 de junio.

Hicieron un llamado a los maestros del país para no presentar la evaluación para el ingreso, promoción y permanencia en el magisterio

Asimismo, algunos expusieron el desgaste que ya habían tenido previo a los comicios y durante los mismas, así como la represión de la que podrían ser sujetos, luego del operativo en el que fueron replegados —sin violencia— el jueves pasado.

Aunque realizarán una marcha el 14 de junio en el DF y Oaxaca.

Rubén Núñez, líder de la Sección 22 de Oaxaca de la CNTE, aseguró que la decisión de regresar a clases el próximo 17 de junio no implica que hayan cedido a la exigencia de la Secretaría de Gobernación (Segob), que condicionó reiniciar el diálogo hasta que los profesores estén de nuevo en las aulas.

“Hasta el momento la Coordinadora Nacional no ha tomado esta determinación, no aceptamos ninguna definición de parte del gobierno, ni de la SEP, ni de ninguna institución del gobierno federal, por el contrario, estamos fortaleciendo nuestra lucha, de eso estamos completamente seguros, que la jornada no termina hoy”, declaró.

Desde el pasado primero de junio los maestros de la CNTE de Oaxaca, Michoacán, Guerrero y Chiapas se mantienen en paro indefinido. Núñez aseguró que no hay ruptura en el seguimiento de las mesas de diálogo con la Segob y que están en la exigencia de que se cumplan sus solicitudes.

Ayer por la noche la CNTE en su conjunto sostenía una Asamblea Nacional Representativa en la que definirían si todas las secciones del magisterio disidente adoptaban la propuesta unificada de regreso a clases.

Previo a esta reunión la Dirección Política Nacional, conformada por los líderes, sostuvo un encuentro en el que se plantearían las propuestas de secciones.

“Vamos a poner en la mesa de la dirección política nuestra propuesta y si sale un consenso estaremos hablando de una sola determinación que es el principio de la CNTE, salir de manera organizada unificada en esta jornada de lucha”, declaró Nuñez.

Según los acuerdos de la Sección 22, la reanudación de clases sería el próximo miércoles, para finalizar el ciclo escolar que según el calendario oficial será mañana.

A partir del próximo miércoles disminuirán su presencia en el plantón en la ciudad de México, a 30% de la membresía y otro 30% continuará en el Centro Histórico de Oaxaca, de manera regional y rotativa.

“Acuerda cambiar la modalidad de movilización y estrategia para reorganizar nuestras fuerzas en esta fase de lucha, manteniendo el plantón nacional y estatal de manera representativa con 30% de la membresía del MDTEO en la ciudad de México y 30% rotativo por regiones en la ciudad de Oaxaca, regresando a nuestras comunidades para cerrar el ciclo escolar en cumplimiento al compromiso del magisterio con los padres de familia y la sociedad a partir del día miércoles 17 de junio”, se expone en los acuerdos preliminares de la Asamblea Estatal que inició el jueves.

“Anuncia que en caso de no ser resueltas las demandas de este magisterio regresará de manera masiva el primer día del receso escolar”.

También iniciarán un boicot a lo que calificaron como “desobediencia civil a la evaluación punitiva”, para impedir que el examen a los docentes se realice en las fechas establecidas.

Anoche los dirigentes responsabilizaron a la Secretaría de Gobernación de romper el diálogo, por lo que anunciaron que ahora serán los maestros quienes decidan cuándo regresarán a la negociación, pues aseguran que resistirán “la embestida” del gobierno.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS