“En el PRI no hay fractura, sino diversidad de ideas”

Mesas Temáticas Nacionales serán un espacio abierto para escuchar opiniones de todos, asegura
Ernesto Gándara Camou, secretario técnico del Consejo Político Nacional del PRI (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
06/08/2017
02:02
Ariadna García - enviada
-A +A

[email protected]

Concluida la redacción de predictámenes sobre la que priístas discutirán el futuro del partido, ahora lo que buscan la organizadores de la 22 Asamblea Nacional es que exista diversidad de manifestaciones, propuestas y una votación final en cada una de las cinco Mesas Nacionales Temáticas que se llevarán a cabo miércoles y jueves próximos, aseguró el secretario técnico del Consejo Político Nacional, Ernesto Gándara.

Encargado de dirigir los trabajos de la asamblea, señala en entrevista que para los próximos días lo que se pretende es llegar a un gran consenso, no a una unanimidad.

El también senador del PRI asegura que no se percibe división o fractura en el partido. Pide no confundir ruptura y conflictos con diversidad de manifestaciones, que es precisamente lo que la dirigencia nacional priísta busca para la reunión de su máximo órgano de toma de decisiones.

Eso sí, dice, se deben escuchar todas las voces en todos los niveles para que, al final, los resultados arrojen buenas conclusiones.

¿Someterán a discusión cambios radicales al interior del PRI?

—Se ha ido procesando una serie de posicionamientos en los grandes temas, como rendición de cuentas y ética, que es un sentir de los priístas de separar muy bien quiénes son corruptos y quiénes no.

La Comisión Nacional de Dictamen lo que hizo fue avanzar en la recopilación de todos los temas, tratando de coincidir y de sintetizar para hacer un predictamen para las cinco mesas temáticas, es como un proceso legislativo, la base para discutirla.

Las grandes cosas a discutir que van en la parte de estatutos, son dos: uno, los requisitos para los candidatos, ya sea con candados, sin candados o como está hasta el momento, eso lo dejamos intacto, en eso la Comisión de Dictamen prefirió no anteponer un criterio que es muy diverso y muy variable para que sea en la mesa de estatutos en donde se vea.

Declaración de Principios, que es básica y se va adaptando nada más a los tiempos: somos socialdemócratas, pero estamos viviendo ya en un mundo de globalidad y estamos viviendo en un mundo en donde la participación ciudadana va creciendo, tenemos que adaptar nuestra Declaración de Principios.

Y el tema de rendición de cuentas y ética [se basa en] tomar medidas, inclusive en los estatutos, más duras, no solamente para quienes traicionen la confianza del priísmo y la sociedad, sino también para prever y tener candidatos más revisados desde antes.

Para estatutos, ¿no hubo coincidencias cercanas en lo que se refiere a la selección de candidatos y la pertinencia de abrir a externos la candidatura presidencial?

—No. Ha habido muy diversas posiciones y eso quienes lo tienen que discutir son los delegados en la Mesa de Estatutos.

¿Cómo prevén las mesas, álgidas?

—Los que van de delegados a la asamblea nacional tienen representatividad y la confianza de quienes los eligieron.

¿Y ahí están todos?

—Todos los sectores y todos los estados, claro.

¿Hay advertencias de fractura priísta?

—No confundamos fracturas y conflictos con diversidad de manifestaciones, eso es bueno, eso es lo que queremos, que haya diversidad de manifestaciones, que haya propuestas y, finalmente, que haya votación. No buscamos unanimidad, buscamos un gran consenso.

¿Este consenso cómo se logrará?

—Desde luego que escuchando. Se han oído todas las voces en todos los niveles y se seguirán escuchando en las mesas temáticas nacionales.

¿Los documentos a discutir son fuertes?

—Sí, claro, son documentos de trabajo. Pero lo más importante es lo que digan los propios delegados y lo que han dicho, porque la asamblea empezó desde abril.

¿Cuál es su apuesta?

—Que va a haber muy buenas conclusiones, que existirá una buena participación, un gran ambiente.

Somos seres humanos de carne y hueso, nos reímos, nos enojamos, nos tranquilizamos, ahí depende de quienes conduzcan las mesas, que estoy seguro será gente experimentada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS