Aumentan casos de robo de identidad: FEPADE

PGR contabiliza 105 carpetas abiertas por casos de usurpación o suplantación
Ramsés Arturo Ruiz Cázares, funcionario de la FEPADE, afirma que los casos más comunes de usurpación son cometidos para pedir préstamos (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
02/08/2017
02:08
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

Cada día salen a la luz más historias sobre víctimas de robo de identidad en Mexico. Desde trabajadores del Registro Federal del Instituto Nacional Electoral (INE), hasta familiares están involucrados en la operación de usurpación de identidad, delito que está en la lupa de autoridades federales e instituciones bancarias. 

Los casos se cuentan por cientos. Tan sólo la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) de la Procuraduría General de la República (PGR) contabiliza hasta la fecha un total de 105 carpetas de investigación abiertas por el delito de usurpación o suplantación de identidad, principalmente con el objetivo de cometer fraudes financieros o solicitar préstamos bancarios a nombre de otras personas.

Al cerrar el año pasado, la dependencia contabilizó 69 carpetas de investigación de averiguaciones previas abiertas por este delito. Es decir, hasta julio de 2017 los delitos de este tipo han aumentado 45% en comparación con el año pasado.

La cifra de años anteriores también indica que el delito va en aumento, toda vez que en el periodo de 2007 a 2015 únicamente se registraron 40 carpetas, lo que significaría un aumento de poco más de 160% de los casos atendidos hasta la fecha.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Ramsés Arturo Ruiz Cázares, director general adjunto de Consignaciones y Control de Procesos de la FEPADE, detalló que desde 2016 se registró un aumento de estos ilícitos, por lo que la dependencia se dio a la tarea de poner lupa sobre los casos de usurpación de identidad y firmar convenios, así como buscar protocolos con instituciones bancarias y organismos electorales.

“Al detectar que se estaba dando un incremento en estos delitos por parte de las diferentes autoridades es cuando se involucra la PGR, a través de la FEPADE, para que pudiéramos investigar este tipo de ilícitos.
1agosto2017-fepade.gif

“Debido a que el robo de identidad es un delito que estuvo creciendo, las autoridades bancarias —podríamos hablar de la Condusef o de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores [CNBV], Prodecon [Procuraduría de la Defensa del Contribuyente]— nos dimos cuenta de que se venía incrementando y es cuando decidimos tomar cartas en el asunto, reunirnos para tratar de encontrar una solución jurídica para que pudiera combatir este tipo de delitos”, aseguró.

El funcionario de la FEPADE dice que este delito suele cometerse de manera fácil, pues basta con que una persona acuda al módulo del INE con documentos falsos para solicitar una credencial para votar con fotografía, incluso con el apoyo de trabajadores del INE.

Casos peculiares. La fiscalía detectó el caso, por ejemplo, de un empleado de un módulo del Registro Federal de Electores del INE que apoyó a personas para realizar trámites de credencial electoral con documentos falsos.

La FEPADE está por pedir una orden de aprehensión contra este trabajador, ya que cometió el error de poner sus huellas dactilares en todas las credenciales que ayudó a tramitar.

Existen también casos resueltos, según Ruiz Cázares, en los que una persona se hizo pasar por su hermano para poder vender un terreno y otro en el que un sujeto se aprovechó de la debilidad visual de unas personas para tramitar créditos bancarios. En estos casos se han cumplimentado las órdenes de aprehensión y los responsables están tras las rejas.

De acuerdo con el funcionario, los casos más comunes de usurpación de identidad son cometidos por sujetos que piden préstamos a instituciones bancarias o retiran dinero a nombre de otras personas.

“En el caso de usurpación de identidad, en los términos en los que los manejamos el artículo 13 fracción primera de la ley en materia de delitos electorales, la sanción que contempla es de tres a siete años de prisión y de 60 a 200 días de multa”, detalló.

Los casos en los que la FEPADE actúa son aquellos en los que la persona acude al módulo del INE, consigue actas de nacimiento y alguna identificación oficial que regularmente son falsas, a fin de tramitar una credencial con cambio de domicilio, usando un comprobante falso y en este nuevo documento usurpan los datos y la identidad de la víctima, pero “estampando” sus huellas dactilares y se toman la fotografía para poder presentarla y realizar distintos movimientos bancarios con ella.

“Es ahí cuando las personas y diferentes autoridades nos damos cuenta que se dan movimientos de manera irregular y es cuando inicia la investigación.

“La FEPADE tiene la facultad de solicitarle al INE que, a través del Registro Federal de Electores, nos proporcione el expediente electoral de la víctima para que nosotros podamos llevar a cabo la investigación y acreditar si efectivamente le fue usurpada la identidad”, expuso.

La fiscalía se apoya en los sistemas de identificación dactilar y facial del INE, por medio de los cuales se puede ubicar si una persona que acaba de obtener una credencial de elector tenía previamente un registro con su verdadera identidad.

“Es en ese momento en el que en la FEPADE detectamos que ya había una identidad anterior, es cuando podemos iniciar acción penal contra la persona y llevar a cabo la orden de aprehensión correspondiente”, dijo.

Prácticamente cualquier ciudadano puede ser víctima de este delito sin siquiera saberlo, pues se han registrado casos en que las personas son notificadas en sus domicilios de que han adquirido préstamos bancarios a su nombre, sin que verdaderamente los hayan tramitado.

Ante el aumento de estos delitos, detalló Ruiz Cázares, la FEPADE y diversas instituciones alistan un protocolo que permita a los ciudadanos actuar de manera inmediata en otros casos.

“Hemos tenido reuniones periódicas con distintas autoridades, asociaciones de bancos de México, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la Condusef, el Inai, el propio INE, Prodecon, SAT, SRE, nos reunimos constantemente para intercambiar nuestros puntos de vista y generar un protocolo de actuación que permita a los ciudadanos solamente tener una vía por la cual denunciar este tipo de conductas.

“La prioridad y el principal punto que hemos tratado de atender es tener una ventana fácil para que cualquier ciudadano que se vea en este tipo de cuestiones no tenga que estar acudiendo a cada una de las autoridades para ver qué es lo que está pasando con su problema”, dijo.

Ruiz explicó que en el momento en que se usurpa la identidad de una víctima, ésta puede tener conocimiento de un hecho delictivo, “tal vez que le hicieron un trámite bancario por alguna cantidad, pero se genera una situación de incertidumbre en la persona al no saber qué otros movimientos se han hecho con su nombre.

“Lo importante es trabajar de forma coordinada con las distintas autoridades para que con una sola denuncia, todas las autoridades llevemos a cabo un rastreo para saber si hay movimientos que se han generado con esta identidad falsa”, explicó.

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS