Piden niños de excelencia un Presidente honesto

Alumnos de sexto año de primaria que resultaron ganadores de la Olimpiada del Conocimiento Infantil 2017 solicitan que el próximo Jefe del Ejecutivo atienda problemáticas como el cambio climático, la delincuencia y la corrupción
Orgullosos y contentos por haber obtenido los primeros lugares en la Olimpiada del Conocimiento, niños de sexto grado de primaria compartieron con EL UNIVERSAL sus preocupaciones y deseos de tener un mejor país. (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
10/08/2017
02:18
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

Un presidente honesto, transparente, al que le importen las personas y atienda el problema de la contaminación y el cambio climático es lo que les gustaría ver a niños ganadores de la Olimpiada del Conocimiento Infantil 2017 en el próximo mandatario del país.

Orgullosos y contentos por haber obtenido los primeros lugares en este concurso que evalúa los conocimientos de los niños de sexto grado de primaria en materias como Español, Matemáticas, Geografía, Historia y Ciencias Naturales, los niños compartieron con EL UNIVERSAL sus preocupaciones y deseos de tener un mejor país.

Zyanya Amelie López Martínez tiene 11 años de edad y es una de las representantes de la Ciudad de México; cuenta que se siente muy emocionada por haber sido seleccionada como una de los mil alumnos con mejores resultados en la olimpiada y sabe que los niños que ayer conocieron al presidente Enrique Peña Nieto tienen en común el haberse esforzado mucho para obtener sus buenas calificaciones en el examen.

“Los que llegamos aquí es porque le echamos ganas y nos esforzamos mucho. Para mí ha sido muy padre que me han estado felicitando y saber que me lo gané”, cuenta.

Su petición para el Presidente, dice, es que piense más en las personas y en cómo les van a afectar las decisiones que tome. Sobre todo, contó, le preocupa la delincuencia.

“México es muy bonito, en general, tiene cultura y todo eso, pero algo que lo tiene muy marcado es la delincuencia, los robos. El próximo Presidente tiene que ser muy culto y tener mucho conocimiento porque ¡va a ser Presidente! Tiene que saber varios idiomas y ser una persona humilde que piense en los demás y no sólo en él”, contó.

A diferencia de sus compañeros, Fátima Laura Martínez Montiel sí quiere ser Presidenta de México. Para esta pequeña veracruzana de 12 años de edad, originaria de Villa Independencia Martínez de la Torre, el primer paso será convertirse en abogada, entrar a la política, conquistar el voto en su municipio y después ser la primera mujer que comande el destino de este país.

“Quiero cambiar al país, porque es muy bonito y todo, pero quiero que sea mejor. Todavía hay mucha corrupción y eso no favorece tanto a la educación. No me gusta la corrupción, es un engaño y no es justo. Te dicen que van a acabar con la corrupción y no lo cumplen, es como una promesa que no se debe hacer”.

Emir Manuel Huchin Tzab, de 11 años de edad, es un niño maya originario del municipio de Hecelchakán, Campeche, que obtuvo el segundo mejor promedio de su entidad en la fase regional del concurso. Sus apellidos significan serpiente de cascabel, cuenta con orgullo.

Conocer al Presidente de México le genera emoción porque piensa que sin esa figura prevalecería “el caos y la ley del más fuerte”; es por ello que para Emir Manuel, el próximo mandatario debe tener respeto, tolerancia para escuchar las opiniones de todos los ciudadanos y, sobre todo, ser honesto.

“Yo le pediría que ayude a todos los niños que no tienen la posibilidad de ir a la escuela y los que tienen las posibilidades pero viven muy lejos de una, que les ayude a llegar. Me gustaría que en México ya no hubiera más discriminación, que ya no haya más xenofobia, que no haya corrupción y la contaminación pare, para que todos podamos vivir en un México feliz”, contó.

Luis Fernando Padilla Rosada tiene 11 años de edad y ganó el primer lugar estatal en la fase regional de su estado, Campeche. Se siente orgulloso de ser uno de los mil niños con calificaciones de excelencia en el país; confía el secreto que le permitió llegar ahí: confianza y trabajo duro.

“Si estudias y tienes en mente que vas a tener buenas calificaciones las vas a sacar, si tienes una meta en tu vida la vas a lograr, tienes que esforzarte y decir: yo me voy a sacar buenas calificaciones”, recomienda.

En este día en que visitó la Residencia Oficial de Los Pinos, pensó en una solicitud muy clara que le gustaría hacerle al ganador de las elecciones en 2018: que arregle su escuela, la primaria Cuauhtémoc, en el municipio de Champotón, la cual tiene un hoyo en el patio y significa un peligro para él y para sus compañeros.

“Me gustaría que no haya tanta desigualdad entre clases sociales porque algunos desprecian a otros por tener más dinero que los demás, o porque ellos son morenitos y los otros son blancos. Creo que el próximo Presidente debería tener honestidad, respeto, tolerancia y solidaridad”, contó.

Enrique Natanael Rocha González, de 12 años, está a punto de entrar a la secundaria; sus materias favoritas son historia y matemáticas, las cuales le parecen interesantes y le gustan porque se considera hábil para comprenderlas.

En medio de su emoción de conocer al Presidente, comentó que su mayor preocupación es que la inversión en el bienestar social no sea suficiente; consideró que es muy importante que el próximo presidente sea una persona honesta y transparente

“Yo le pediría que siguiera invirtiendo en su gente, en salud, seguridad, en el medio ambiente. Más que nada, debe ser honesto y transparente, de esta manera los mexicanos tendrían más seguridad de cómo se ejerce el poder en el país”, consideró.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS