“Opositores no fueron los agresores”

26/07/2017
02:30
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

Especialistas en temas religiosos afirmaron que es difícil considerar que detrás del ataque a la sede de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) se encuentren grupos que han criticado a la Iglesia católica como organizaciones de la diversidad sexual o a favor del aborto, es más factible, afirmaron, que sean grupos de la delincuencia organizada o jóvenes anarquistas los autores de este ataque al que calificaron como “vandálico”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Bernardo Barranco, investigador del tema religioso, aseguró que no hay antecedentes de que los grupos que han sido opuestos a las posturas de la Iglesia hayan realizado este tipo de actos.

“Me resulta difícil pensar que pueda venir de estos grupos lésbico-gay o feministas con los que la Iglesia se ha confrontado porque no hay antecedentes de este tipo de acciones, debido a que no hay vandalismo por parte de estos grupos”, comentó.

Consideró que por el tipo de artefacto utilizado, se podría considerar que “son estrategias de grupos vinculados a la delincuencia organizada, podrían ser jóvenes banda, anarquistas o gente sin un móvil que tratan de llamar la atención”.

Jorge Traslosheros, integrante del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, afirmó que a pesar de que los organismos de la jerarquía católica y grupos de la diversidad gay puedan tener diferencias, no se ha llegado a los ataques físicos o con materiales incendiarios, por lo que señaló que sería “una afirmación peligrosísima”, el que se pudiera acusar a estas minorías.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS