No es lo óptimo, pero SNA puede trabajar sin fiscal: Ricardo Salgado

Está diseñado para siete integrantes y sólo falta uno, afirma el secretario técnico del Sistema Nacional Anticorrupción
Ricardo Salgado Secretario técnico del Sistema Nacional Anticorrupción (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
24/07/2017
04:00
Alberto Morales
-A +A

[email protected] 

Video

No es lo óptimo, pero SNA puede trabajar sin fiscal: Ricardo Salgado

Ricardo Salgado, secretario técnico del SNA dice que Senado puede elegir a magistrados en un extraordinario. SNA está hecho para funcionar no habiendo uno o dos integrantes

Sin dejar de considerar que la falta de fiscal anticorrupción es un hecho grave, el secretario técnico del Sistema Nacional Anticorrupción, Ricardo Salgado, asegura que el diseño del sistema le permite trabajar sin una de las siete sillas que conforman el Comité Coordinador.

“Muchos piensan que por no tener a los magistrados y no tener al fiscal anticorrupción el SNA nace cojo; yo diría que el sistema está funcionando, porque tiene siete integrantes, de los cuales sólo hace falta uno de ellos, pero puede seguir trabajando en cada área”.

En entrevista con EL UNIVERSAL Salgado explica que el sistema está diseñado para que aun sin haber designado uno o dos lugares, pueda funcionar. “Los magistrados se pueden nombrar en el próximo periodo ordinario de sesiones y de aquí a que haya un asunto con la nueva normatividad tendremos quien lo pueda resolver”.

Asegura que el presupuesto de más de 200 millones de pesos anualizado que se destinó a la Secretaría Ejecutiva, se asignará a tareas administrativas, por lo que no debe confundirse como un órgano investigador del SNA.

Aclara que aunque pareciera un presupuesto corto, no es esta cifra la que se destina al combate a la corrupción, pues cada una de las siete sillas que forman el SNA tiene asignado un recurso específico para atender este flagelo desde sus respectivas competencias.

Salgado señala que entre sus planes a corto plazo se encuentra la Plataforma Nacional Digital, en la cual se albergará toda la información patrimonial, de interés y fiscal de los servidores públicos de los tres niveles de gobierno, los funcionarios que han sido sancionados, el padrón de servidores que participan en compras o licitaciones, entre otros.

La entrevista se realiza en las nuevas oficinas de la Secretaría Ejecutiva, en el inmueble que fue la sede de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en avenida Coyoacán y Parroquia. El órgano fiscalizador les prestó el edificio pues ahora despacha en una nueva sede en la carretera Picacho-Ajusco, al sur de la Ciudad.

A cinco días de haber completado el marco legal del SNA, ¿cómo llegan?

—Muchos piensan que por no tener a los magistrados y no tener al fiscal anticorrupción, el SNA nace cojo; yo diría que el sistema está funcionando, porque tiene siete integrantes, de los cuales sólo hace falta uno, pero puede seguir trabajando, porque laboran en conjunto y cada uno opera en su área. El sistema está conformado de tal forma que no habiendo uno o dos, no deja de funcionar.

Los magistrados se pueden nombrar en el próximo periodo, y de aquí a que se tenga un asunto con la nueva normatividad, hay quien lo pueda resolver. El tribunal ya estableció que habrá una sala que pueda recibir los primeros asuntos que lleguen. Difícilmente llegarán esos asuntos si partes de que el hecho se tendría que cometer a partir del pasado 19 [ de julio]. De aquí a que cometes el hecho, que se sabe, que se denuncia, que se lleve la investigación, no será en 15 días cuando el tribunal tendrá un asunto de una causa grave.

¿Pero no le preocupa que no haya fiscal y no operen los nuevos delitos?

—Sí es grave, pero nosotros somos respetuosos de las decisiones del Senado, es otro Poder que sabe que tiene el mandato de nombrar y también tiene sus tiempos. Mi tema es: el sistema como tal funciona con los miembros que están hoy en día, lo ideal es que estemos completos.

¿Comparte la opinión de que el fiscal, como está en la ley, no tiene dientes?

—Si ves cada uno de los entes del sistema, para mí tienen su independencia, el propio fiscal anticorrupción, como está la norma, tiene una independencia en su momento del fiscal general, lo idóneo sería, si lo queremos ver más adelante, que fuera completa la independencia, pero, insisto, tal cual está, funciona.

¿Hace falta una segunda generación de leyes anticorrupción?

—Este paquete de leyes que se tuvo con la reforma constitucional, ayuda y es suficiente para empezar a trabajar con lo que tienes. Por supuesto habrá que reformar las leyes de obra pública y adquisiciones, esa podría ser una segunda etapa, para la cual inclusive ya hay propuestas.

¿Qué funciones sustanciales tendrá la Secretaría Ejecutiva?

—Es el brazo coordinador, es el encargado de llevar a cabo las decisiones que tome el Comité Coordinador del SNA en su seno, como metodología, lineamientos, política, el funcionamiento de la plataforma. El secretario llevará todo esto a través de lo que el Comité Coordinador determine. Nosotros podemos proponer una directriz, pero no determinamos ni avalamos, tiene que subir al Comité Coordinador para que lo vote. Es un ente técnico-administrativo, no es un persecutor.

El andamiaje del SNA es muy claro, tiene a alguien que persigue delitos, alguien que persigue las cuestiones administrativas, tienes un ente revisor de las cuestiones administrativas, que es el Tribunal de Justicia Administrativa, y tienes al Consejo de la Judicatura, que revisará, en su caso, lo que haga el tribunal y el fiscal anticorrupción.

¿Qué presupuesto tendrán?

—El presupuesto que se aprobó es, anualizado, de más de 200 y fracción millones de pesos [222 millones de pesos para 2018]. Efectivamente, no se va a ejercer, primero, porque este ejercicio comienza con el nombramiento del secretario, el 30 de mayo, entonces estamos hablando de un semestre. Pero aún así se hizo un presupuesto de tal forma que incluía, entre otras cosas, la renta de un inmueble.

¿Parecen pocos recursos para el combate a la corrupción?

—No, cada uno de los miembros del Comité Coordinador del SNA —SFP, ASF, Inai, Tribunal de Justicia Administrativa, Consejo de la Judicatura Federal, Comité de Participación Ciudadana— tiene sus partidas presupuestales asignadas, y cada uno lo llevará a la parte que le corresponda en anticorrupción. [Los 222 millones de pesos] son sólo el presupuesto asignado a la Secretaría Ejecutiva para que ésta funcione como un organismo público descentralizado, no sectorizado, con patrimonio y personalidad jurídica (…) En el caso del Tribunal de Justicia tendrá un presupuesto para combatirla administrativamente hablando, con la creación de la tercera sala superior y las salas regionales.

¿En qué emplearán esos recursos?

—El presupuesto es para que funcione la secretaría, la Plataforma Nacional Digital, los sistemas, las computadoras y todos los bienes materiales.

¿Qué acciones han realizado de mayo a la fecha?

—Dejar que entre en función la secretaría. Había un compromiso de que hubiera un estatuto orgánico, que se publicó el pasado viernes con un dictamen de cero costos, es decir, nuestro reglamento interior, nuestras facultades y de las unidades administrativas de la secretaría.

¿La Comisión Ejecutiva revisará los formatos de las declaraciones patrimoniales?

—No, el único que tiene facultad expresa en la ley, que fue avalado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, es el Comité de Participación Ciudadana. Los cinco ciudadanos propondrán al Comité Coordinador los formatos de declaraciones patrimoniales que tendrán que estar vigentes próximamente, no hay un tiempo específico, pero si las declaraciones se presentan en mayo, tendrían hasta esa fecha, estoy seguro que el comité lo hará antes.

¿Qué avances hay en la Plataforma Nacional Digital?

—La Secretaría de la Función Pública ha trabajado de manera estrecha con la Secretaría Ejecutiva, ellos han llevado esto antes de que fueramos nombrados, tienen los sistemas ya instaurados como Declaranet y Compranet. Esos sistemas, en su momento, pasarán a la Secretaría Ejecutiva y formarán parte de la plataforma nacional, más lo que se sume. Hace unos días, en una reunión en la SFP, estuvimos con el SAT y con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad para empezar a armar esta gran base. Ese es un proyecto que tenemos a mediano plazo.

¿Cuántos recursos le destinará a la plataforma nacional?

—En el presupuesto de la Secretaría Ejecutiva, de esos 200 millones de pesos, hay un gasto que se podría utilizar, son alrededor de 60 o 70 millones de pesos, que pueden subir o bajar, pero no partimos de cero. Ya tenemos los sistemas, primero tienen que pasar a la secretaría y luego ver qué funcionalidad le vamos a dar.

¿Cómo evitarán que no haya fallas, como con la Plataforma Nacional de Transparencia?

—Siempre se tiene que aprender de lo que ha sucedido. Ellos fueron los pioneros en esta Plataforma Nacional de Transparencia y tuvieron algunas cuestiones buenas y algunas malas, hay que aprender de las que fueron buenas, nosotros trataremos de no caer en esos supuestos.

¿Este inmueble qué capacidad tiene?

—Entiendo que más de mil, evidentemente no es para la capacidad de la secretaría, que tiene 10% de la capacidad del inmueble, por lo que sabemos, es que no sólo lo usará la secretaría, sino otros miembros del SNA, puede ser el tribunal, la SFP, algunos otros entes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS