Ahora: urge renovar el consejo del INE

Acusa fallas en aplicación de la reforma electoral de 2014 b Riesgo en 2018 por falta de mecanismos de equidad, advierte
Cuauhtémoc Cárdenas y Emilio Álvarez Icaza participaron en la conferencia de prensa de la iniciativa Ahora la semana pasada (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
24/07/2017
02:54
Redacción
-A +A

La iniciativa Ahora, que encabezan personalidades como Emilio Alvarez Icaza y el ex consejero electoral Alfredo Figueroa, entre otros, insistió en que se debe cambiar a los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE).

En un comunicado, la organización afirmó que investigó y documentó buena parte de la actuación que ha tenido la mayoría de las y los consejeros electorales del INE, en torno a decisiones centrales, desde su conformación, hasta las relativas a los procesos electorales de este año.

“Ha quedado de manifiesto cómo el Consejo General del INE ha fallado una y otra vez en el cumplimiento y aplicación de los principios que juró guardar y hacer guardar, así como en las garantías constitucionales que dieron lugar a la reforma electoral de 2014.

“Pusimos en evidencia cómo los intereses del PRI y del gobierno de [el presidente] Enrique Peña Nieto han sido tutelados por el bloque de consejeros y consejeras que votan en conjunto, protegiendo prácticas contrarias a la ley y a la Constitución”, señaló en un comunicado.

La investigación que la iniciativa realizó para exponer “el secuestro” del instituto, por el partido en el poder, fue presentada el 18 de julio ante la opinión pública y los medios de comunicación, quienes llevaron esos cuestionamientos a la conferencia de prensa que las consejeras y consejeros ofrecieron el pasado viernes 21 de julio.

De acuerdo con Ahora, en el comunicado leído por Lorenzo Córdova, presidente del Consejo General, “se advierte, nuevamente, la incapacidad de reconocer “el fracaso de la fiscalización del INE a lo largo de los últimos años y, consecuentemente, la construcción de mecanismos que permitan dar garantías de equidad de cara a las elecciones venideras”.

Además, su responsabilidad en la elección de las autoridades locales (OPLES) que han actuado con “parcialidad” y su rol central y estructural en el Sistema Electoral Mexicano para contener y detener el uso de programas sociales en el condicionamiento del voto.

“[No reconocen] su incapacidad para documentar y detener la intervención de gobernadores y el Presidente de la República en los procesos electorales.

“La existencia de votaciones sistemáticas, de al menos cuatro integrantes del consejo, en defensa de los intereses del PRI y sus aliados”, se informó en un comunicado.

La organización criticó también la ausencia de investigaciones en materia administrativa, sobre los recursos que, se ha revelado, se desviaron presumiblemente en las elecciones de 2016 en los estados de Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua.

De igual forma, criticaron “las resistencias y negativas por parte de gobiernos locales y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para responder a las solicitudes del INE, en las investigaciones de fiscalización”.

De acuerdo con Ahora, “es evidente que el Consejo General no termina por entender su responsabilidad constitucional, política e histórica de cara a 2018.

“Las promesas de regulaciones futuras sobre el artículo 134 de la Constitución serán ineficaces en la medida en que no proceden del reconocimiento y comprensión de un fenómeno como el que la corrupción política y la impunidad representan para los procesos electorales en México y su vínculo con el desvío de recursos púbicos ingresando en las campañas”.

El que la baja credibilidad que goza el INE sea para ellas y ellos atribuida a “momentos difíciles en materia económica y social” es una confesión sobre su determinación de evadir la responsabilidad directa que, en torno a esta crisis de confianza, tienen las y los consejeros electorales.

La organización criticó la permanencia del titular de la Unidad Técnica de Fiscalización.

Para Ahora, la reacción de la mayoría de los consejeros “hace que ratifiquemos nuestras exigencias públicas en torno al derecho de tener una autoridad independiente, imparcial, y confiable, frente a las miles de autoridades que habrán de elegirse en 2018”. Invitó a unirse en la exigencia por el derecho a contar con una autoridad independiente e imparcial, que defienda las elecciones de injerencias ilegales y arbitrarias.

Ahora convocó a partidos, actores políticos y autoridades comprometidas con la democracia a retomar el camino y el proceso de cambio para integrar una nueva autoridad electoral y contribuir con la construcción de condiciones democráticas para las elecciones de 2018. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS