SFP: hay que consolidar sistema anticorrupción

Destaca creación de Unidad de Vinculación con el SNA; las normas entraron en vigor ayer, señalan autoridades
La titular de la SFP, Arely Gómez, dijo que se coordinará con la Auditoría Superior de la Federación para mejorar los procedimientos de operación. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
20/07/2017
02:08
ALBERTO MORALES Y ALEJANDRA CANCHOLA
-A +A

[email protected]

La titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Arely Gómez, hizo un llamado a los congresos locales para finalizar la etapa de aprobación de las leyes de sus sistemas locales anticorrupción, y con ello dar un paso decisivo para prevenir y combatir este problema en todo el país.

En un mensaje dirigido a funcionarios de la dependencia por la entrada en vigor de la Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, Gómez González instruyó a todas las áreas de la secretaría a seguir apoyando y que den asesoría técnica a los estados que así lo soliciten.

Gómez González urgió a los servidores públicos de la SFP a redoblar esfuerzos para promover acciones preventivas, con el objetivo de inhibir eficazmente la corrupción, y realizar acciones de seguimiento, evaluación y diagnóstico, que permitan dar soluciones, en tiempo real, a los retos que presenten en la implementación del SNA.

Aseguró que la SFP está preparada para la entrada en vigor de la nueva Ley de Responsabilidades Administrativas y dio a conocer la reorganización de la dependencia, donde destaca la creación de la Unidad de Ética, Integridad Pública y Prevención de Conflictos de Intereses que incluirá la Unidad de Vinculación con el SNA.

Oficializa cambios. Ayer mismo, la SFP anunció en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los cambios a su reglamento interno, y que entraron en vigor.

En la reorganización de la dependencia destaca precisamente la creación de la Unidad de Ética, Integridad Pública y Prevención de Conflictos de Intereses, que incluye la Unidad de Vinculación con el Sistema Nacional Anticorrupción.

Ahora, la SFP se coordinará con la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en los sistemas nacionales Anticorrupción y de Fiscalización, para establecer los procedimientos que les permitan el mejor cumplimiento de sus nuevas atribuciones.

Esa unidad de vinculación está incluida en el organigrama de la Subsecretaría de Control y Auditoría de la Gestión Pública, y tiene a su cargo las direcciones de Vinculación con los sistemas nacionales Anticorrupción y de Fiscalización, y la de Análisis, Diagnóstico y Formulación de Proyectos en Materia Anticorrupción.

La Subsecretaría de Control y Auditoría de la Gestión Pública tiene la tarea de establecer acciones para prevenir, detectar y disuadir actos de corrupción, así como promover las mismas en todos los estados. Vigila el cumplimiento de normas de control interno y fiscalización, en colaboración con las autoridades que integran el SNA.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS