Régimen seguirá obsoleto, aunque se vista de Morena: Jesús Ortega

La corriente perredista de Nueva Izquierda avala la conformación de un Frente Amplio Democrático abierto a todas las fuerzas políticas, excepto al PRI y Morena; tras 3 días de debate, el líder de "Los Chuchos", Jesús Ortega dijo que el régimen seguirá obsoleto
Foto: Archivo
02/07/2017
15:26
Misael Zavala
Oaxtepec, Morelos
-A +A

Al clausurar su reunión nacional, la corriente perredista Nueva Izquierda (NI) avaló la conformación de un Frente Amplio Democrático (FAD) abierto a todas las fuerzas políticas, excepto al PRI y Morena, que representan la opción de un viejo régimen unipersonal y autoritario.

En el discurso de clausura, después de tres días de debate, el líder de la corriente mejor conocida como "Los Chuchos", Jesús Ortega Martínez, afirmó que el régimen seguirá obsoleto, aunque se vista de Morena.

“Al régimen político, presidencialista, autoritario, concentrador del poder e ineficaz para resolver los problemas de México lo representa el PRI, pero también lo representa Andrés Manuel López Obrador. Por eso nuestra lucha no es contra un individuo o contra un partido en específico, es contra el régimen que ya es obsoleto, incapaz y que va a seguir siendo obsoleto, aunque se vista de Morena”, expresó.

En los resolutivos que surgieron de seis mesas de debate en las que participaron más de 400 perredistas de todo el país, la corriente liderada por Jesús Ortega y Jesús Zambrano, definió que la candidatura presidencial del FAD tiene que ser ciudadana. 

El vicecoordinador del PRD en San Lázaro, Jesús Zambrano Grijalva, respondió a aquellos que han ido en contra de la posibilidad de un Frente

Amplio, que el esfuerzo de unir a varios partidos y sociedad en general, “no es una alianza simplona ni electorera para sacar al PRI”, sino que va
más allá con un programa por delante que incluya la lucha contra la corrupción, la inseguridad, la pobreza y otros temas.

Encargado de clausurar los trabajos de la reunión nacional, el gobernador Graco Ramírez, -incluso- pidió perdón a los perredistas por haber sido uno de los políticos que convencieron a López Obrador para que dejara al PRI en 1988 y convencerlo para que se uniera a la izquierda.

“López Obrador sigue siendo, hoy por hoy, la expresión más nítida del priísmo autoritario. La nómina de quien lo rodea, un hampón perdonado, trácalas, perdonados por él. Entonces está preocupado AMLO porque esté frente tiene una amplia simpatía que le puede ganar al PRI y a la candidatura de López Obrador”, expuso.

El mandatario estatal afirmó que sus pares Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán; Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México; y Arturo Núñez, gobernador de Tabasco, apoyan el Frente Democrático Nacional  y “como gobernadores vamos a marchar juntos con el partido, con todo nuestro respaldo”.    

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS