EPN pide penas más severas para agresores de policías

Encabeza 89 aniversario del Día del Policía Federal y rinde honores a 11 oficiales caídos; destaca la entrega de los agentes para proteger la vida y el patrimonio de los mexicanos
En la ceremonia del 89 aniversario del Día del Policía Federal, el presidente Enrique Peña Nieto, en compañía del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia. (LUIS CORTÉS. EL UNIVERS)
14/07/2017
02:04
FRANCISCO RESÉNDIZ Y ASTRID SÁNCHEZ
-A +A

[email protected]

Al rendir homenaje a los policías federales caídos en cumplimiento de su deber, el presidente Enrique Peña Nieto ordenó revisar, durante la elaboración del Código Penal Único, las agravantes de delitos cometidos en perjuicio de los agentes para hacer más severas las sanciones contra sus agresores.

En la ceremonia del 89 aniversario del Día del Policía Federal rindió honores a los 11 oficiales caídos en el cumplimiento de su deber durante el último año y destacó el caso del comisario Camilo Juan Castagne Velasco y el inspector José Rigoberto Peña Cárdenas, asesinados en Veracruz.

Tras entregar la condecoración Caballero Águila a los familiares de los gendarmes muertos, en el Centro de Mando de la Policía Federal, dijo que los integrantes de esta institución arriesgan su vida para lograr que las calles, las plazas y las carreteras sean espacios seguros.

“He dado indicaciones al secretario de Gobernación, al comisionado Nacional de Seguridad y a la Consejería Jurídica para que durante la elaboración de un Código Penal Único se revise la profundidad, las agravantes en delitos cometidos contra policías y se hagan más severas las sanciones”.

El Presidente destacó que la construcción de un México con seguridad y tranquilidad sólo se puede lograr con la actuación corresponsable de todo el Estado, tanto de los tres órdenes de gobierno como de los Poderes de la Unión, con la participación de la sociedad y las comunidades.

Peña Nieto indicó que el país requiere de policías mejor preparados, profesionales y cercanos a la ciudadanía, y por ello envió al Congreso una iniciativa de mando único con el objetivo de transformar mil 800 corporaciones en 32 cuerpos estatales.

“A la par de esta discusión legislativa es imperativo que todos los estados asuman el compromiso de fortalecer sus instituciones de seguridad, con esfuerzos que vayan desde la capacitación y entrega de equipamiento hasta los controles de confianza y la dignificación de la labor policial.

“Si bien es cierto que el apoyo de las fuerzas federales en los estados es complementario y no puede ser permanente, los mexicanos deben tener la certeza de que el gobierno de la República siempre está trabajando por su seguridad”, señaló.

El Jefe del Ejecutivo federal afirmó que el país tiene retos muy grandes en materia de seguridad y “sólo podremos enfrentarlos con éxito si contamos con personal cada vez mejor preparado, que se conduzca con apego a los más altos valores éticos y que anteponga siempre el bienestar de la sociedad al interés general”.

Aseveró que las autoridades han logrado desarticular grandes estructuras delictivas, “pero hay que decirlo y reconocerlo: todavía nos queda camino por andar. Estamos aún a distancia de las metas que nos propusimos en materia de seguridad”.

Por ello, llamó a redoblar esfuerzos para prevenir el delito, mejorar la coordinación entre autoridades, adoptar estrategias regionales y combatir el tráfico ilegal de armas y el lavado de dinero. Ofreció el respaldo de su gobierno a los policías federales.

“Muestren siempre su compromiso con el cuidado de la vida, la integridad y el patrimonio”, dijo.

Agradeció a la Policía Federal su disposición a trabajar junto con las Fuerzas Armadas y las distintas corporaciones del país: “Hoy, actúan como compañeros de trabajo, en una labor de equipo, en un frente común”.

Aseguró que tiene la convicción de que la Policía Federal ha logrado una mejor preparación, una mayor consolidación en su forma de actuar, de servir a México y de velar por la seguridad de las familias.

“Sigan trabajando bajo esta mística, la del servicio. De entregarse a la vocación que cada uno de ustedes ha decidido tener: la de servir a México siendo policía federal. Hagan de este deber una tarea digna, encomiable, que gane el reconocimiento de la sociedad. La Policía Federal es un pilar en la construcción de un país más seguro, con justicia y respeto a la ley”, insistió.

En el Centro de Mando de la PF, en Iztapalapa, el Presidente dijo que en reciprocidad reconocerá el valor de quienes, como los agentes federales, han elegido una vida de servicio dedicada a proteger la seguridad.

Expuso que el gobierno retribuye a los policías federales con mejores salarios, prestaciones y capacitación en reconocimiento al esfuerzo personal de los casi 40 mil integrantes de la corporación y de sus familias.

Detalló que por ello, en este sexenio se han otorgado nueve mil créditos de vivienda a los oficiales, lo que les ayuda a construir un patrimonio familiar, además de que se ha incorporado a cuatro mil mujeres al programa de seguro de vida para agentes federales jefas de familia y se entregaron más de 13 mil 500 préstamos inmediatos.

Dijo que hace cuatro años se estableció el 13 de julio como el Día del Policía Federal, con el fin de reconocer a mujeres y hombres que todos los días dan lo mejor de sí para cumplir con la mayor responsabilidad del gobierno: proteger la seguridad de los mexicanos.

Destaca Osorio capacitación. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que la corporación se ha consolidado en este sexenio por su excelencia.

Indicó que ante los retos que se han vivido, se ha actuado “con claridad de propósitos, dejando atrás los esfuerzos aislados y articulando las capacidades locales y federales, porque, para lograr la seguridad, el Estado mexicano debe de actuar siempre en unidad”.

Manifestó que por eso “hemos hecho diferencia, poniendo la política al servicio de la seguridad, y no la seguridad al servicio de la política”.

Osorio Chong señaló que “hoy México cuenta con una Policía Federal de élite, que es reconocida a nivel mundial y, lo más importante, respetada por la sociedad mexicana”.

La corporación ha estrechado los lazos de trabajo con las secretarías de la Defensa Nacional, y Marina, y con la Procuraduría General de la República (PGR): “Hoy trabajamos juntos en favor de México”, señaló.

“Se ha dejado atrás la desconfianza y la falta de comunicación que permeaba en el pasado, para dar paso al entendimiento y la articulación entre Fuerzas Armadas, PGR, Cisen y Policía Federal”, insistió el Osorio.

Adelantó que este año se inaugurarán cinco estaciones modelo de la Policía Federal, que albergarán a las siete divisiones en distintos estados. El objetivo, dijo, “es descentralizar la operación y lograr mayor eficiencia”.

Manelich Castilla Craviotto, comisionado general de la Policía Federal informó el incremento de 10 puntos en la confianza ciudadana en la institución: “En la tarea de consolidar una corporación cercana a la gente incrementamos 10 puntos la confianza ciudadana y siete la percepción de eficacia en el periodo de 2013 a junio de 2017, de acuerdo al Inegi”.

Con estos resultados esta dependencia es la segunda instancia de seguridad pública más confiable, sólo después de las Fuerzas Armadas.

El comisionado anunció la publicación del primer protocolo de uso de la fuerza realizado con el Comité Internacional de la Cruz Roja.

La PF constituyó una Unidad de Derechos Humanos que vigilará el actuar de los elementos. Castilla Craviotto pidió que así como los elementos respetan los derechos humanos, también se deben respetar las garantías de los uniformados: “Creemos en los derechos humanos como baluarte del quehacer policial, pero queremos que se respeten y fortalezcan los derechos humanos de las y los policías”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS