Analizan en INE modificar multas a partidos políticos

Ajustes en rebase de topes de campaña impactarían a Coahuila, principalmente
El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya (der.), se reunió con el conseje ro electoral Marco Antonio Baños (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
13/07/2017
01:08
Carina García
-A +A

[email protected]

La Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) analiza modificar los dictámenes sobre las irregularidades detectadas en ingresos y gastos de los partidos y coaliciones en las campañas electorales, particularmente las de Coahuila, tras valorar nueva información de sus áreas técnicas y argumentos y documentos de PRI y PAN.

Los cambios se realizarían en un engrose a lo aprobado la semana pasada por la comisión, y afectarán principalmente las conclusiones a las que se había arribado sobre supuesto gasto no reportado por concepto de apoyos a representantes de casilla.

Sin embargo, el impacto de los cambios en el rebase que por 5.9 millones de pesos se acreditó a la campaña del priísta Miguel Riquelme, de la Coalición de PRI, PVEM y Panal, aún está por verse.

Anoche la comisión no había sido convocada, pero el consejero Benito Nacif, integrante de ésta, reconoció que los dictámenes no son inamovibles y en los mismos se estableció que estaría a la espera de nueva información.

Los cruces que se solicitaron son en materia de representantes de casilla, para contrastar los registrados en el Sistema de Información de la Jornada Electoral (SIJE) y lo que informaron los partidos en las constancias de no remuneración, y “a la luz de eso tenemos que evaluar cuáles son los efectos específicos” para cada campaña en particular, expuso.

De acuerdo con el dictamen sobre Coahuila, el PRI informó que no pagó nada a sus 3 mil 508 representantes de casilla y sólo cinco recibieron pago. De rectificarse se reduciría más de 3 millones el gasto acreditado.

Pero la comisión estableció que “se tomarán en cuenta las pruebas [formatos] presentados hasta el 30 de junio para determinar si existe irregularidad alguna” y en otra parte se añadió que “el número de recibos puede modificarse”.

El PVEM y Panal no entregaron sus constancias de no pago sino hasta el 6 de julio, de ahí que se acreditó la supuesta irregularidad de no reporte de gasto, entre ambos alrededor de 5 millones de pesos.

Ambos partidos acusaron que el dictamen les atribuyó miles de representantes inexistentes. Hubo 2 mil 267 representantes del Verde, y no 3 mil 411 como dijo el INE; el Panal aseguró que se le atribuyeron 2 mil de más.

Así, en caso de modificarse el criterio de fecha tope para reportar que no hubo remuneración —que no está previsto en ley— la coalición priísta podría quedar a salvo del exceso de gastos que le fue establecido.

Coinciden PRI y PAN. Ayer por tercer día consecutivo el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa, acudió con los consejeros, en tanto que también lo hizo el líder del PAN, Ricardo Anaya.

Junto con los otros partidos, se mantuvieron en su postura de pedir a los consejeros rectificar sus criterios sobre fijación de multas, que se proponen en 871 millones de pesos –salvo que haya engroses que las reduzcan— pero PRI y Morena no firmaron la carta entregada al presidente del INE, Lorenzo Córdova, con la petición.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS