PT pide a Pemex acabar contratos con Odebrecht

Senador Mario Delgado presenta carta en la sede de Petróleos Mexicanos para que cierre la relación con esa empresa y con Braskem
12/07/2017
02:09
Juan Arvizu y Alberto Morales
-A +A

[email protected]

El senador Mario Delgado Carrillo (PT) presentó una carta en la sede de Petróleos Mexicanos (Pemex), en la que urge al director de la empresa, José Antonio González Anaya, a que rescinda los contratos con Odebrecht y Braskem.

Delgado Carrillo, cercano a Morena, entregó cartas dirigidas a González Anaya y a los miembros del Consejo de Administración de Pemex, con el llamado a que de inmediato se cancelen los contratos, pues mantenerlos podría ser calificado por autoridades judiciales de Estados Unidos como un acto de complicidad de la empresa mexicana con la brasileña.

El legislador señaló que en un juicio en Estados Unidos, en diciembre pasado, ejecutivos de Odebrecht y de su filial Braskem declararon que sobornaron a personajes en México, a fin de obtener contratos con Pemex, y hasta ayer se había anunciado la cancelación de uno de los contratos.

Entrevistado en uno de los accesos a la torre de Pemex, a donde se presentó a entregar su escrito, el legislador del PT subrayó que se sabe de cuatro contratos, pero son más y pueden representar unos 50 mil millones de pesos: “Petróleos Mexicanos debe rescindir todo contrato con Odebrecht y Braskem, porque no se hicieron conforme al principio constitucional de asegurar las mejores condiciones para el Estado”.

Dijo que “nadie corrompe y soborna para brindar las mejores condiciones para el Estado” y alertó que si los tribunales en EU que siguen el caso de Odebrecht inculpan a Pemex de encubrimiento en las sanciones, estaría en riesgo de decretarse la salida de la petrolera del mercado estadounidense.

“De acuerdo con la información difundida por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, empleados de Odebrecht confesaron que entre los años de 2010 y 2014 se pagaron alrededor de 10.5 millones de dólares en sobornos a funcionarios mexicanos para la asignación de proyectos”.

Seis meses después, “en México continúa la impunidad, ninguna sanción se ha decretado, y las empresas involucradas siguen disfrutando de los contratos obtenidos de manera ilegal, en detrimento del patrimonio de nuestro país”, expuso el senador Delgado Carrillo.

“Es inadmisible que ante el grotesco esquema de corrupción operado por esas empresas, en Pemex no haya una respuesta contundente... estamos ante hechos confesos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS