Crónica. Enciende ánimos domingo electoral

En debate, senadora afirma que en Coahuila, Anaya tuvo que “comer chile”; Morena denuncia que el IEEM vive en la “prehistoria, no hay computadoras”
Archivo / EL UNIVERSAL
08/06/2017
02:09
Juan Arvizu y Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Esa voz rotunda, de la senadora Diva Gastélum (PRI), suena como una sentencia dirigida al candidato del Partido Acción Nacional al gobierno de Coahuila, Guillermo Anaya, quien declaró: “Vamos a dar puro chile a las lideresas del PRI”.

En el debate político sobre los resultados, la priísta le contesta desde la tribuna de la Comisión Permanente del Congreso: “El señor del chile, porque es famoso ese hombre, increíblemente se tuvo que comer eso.

“En la votación en Coahuila está el castigo a la falta de respeto”, dice Gastélum. La presidenta de la Comisión de Igualdad del Senado declara: “Guillermo Anaya representaba no solamente un acoso a las mujeres, violento, sino también a la sociedad. La gente lo entendió”.

Nadie del PAN pidió la palabra ni para hechos, ni por alusiones personales, sobre esa descalificación a su candidato; sin embargo enfilaron sus baterías a acusar una elección sucia y “de Estado”, por parte del PRI. “Cochinero”, llama el panista Fernando Herrera a la jornada electoral.

Diva Gastélum sigue con Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena. La discusión se centró en el tabasqueño. Sólo mencionaron a la candidata Delfina Gómez Álvarez, al exponer que ella es “gobernadora electa”.

“No saber perder es un problema muy serio y supuestamente López Obrador tomó Reforma en 2006 y no quebró un vidrio, quebró empresas y afectó 35 mil empresas.

“Un mal perdedor es alguien con problemas sicológicos, con ansiedad, depresión y probablemente con esquizofrenia”.

Así de caldeado está el ánimo de la sesión en la que por 60 minutos el presidente de la Comisión Permanente, Pablo Escudero (PVEM), desata los “demonios” de la política en el país.

Jorge Carlos Ramírez Marín, diputado del PRI, muestra un retrato de Eva Cadena.

Dice a los seguidores de López Obrador: “Perdieron por culpa de ella, porque el único argumento es: ‘No robó’. Sí lo hace. Señala: ‘No miento’ y la agarran con los dedos en la puerta”.

Rocío Nahle, coordinadora de Morena en San Lázaro, declara: “En este momento, en el Instituto Electoral del Estado de México empiezan a prepararse para la sesión de cómputo y parece la prehistoria. No tienen computadoras, ni sistema y no están grabando la sesión”.

Emilio Enrique Salazar, diputado del PVEM, recomienda: “Al perder vale lamerse las heridas, se vale llorar un rato, se vale recuperarse y seguirle para adelante y pensar en la próxima”.

Emilio Gamboa y César Camacho están en el puesto de mando del PRI y reparten instrucciones. La diputada Carolina Viggiano, esposa del gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, recuerda que el tricolor hizo posible la toma de posesión de Felipe Calderón.

Lía Limón, legisladora del PVEM, echa el pulmón: “¡La elección la ganó Del Mazo!”.

A los panistas les receta la lección de democracia de Calderón, de que se pierde y se gana por un voto. Declara: “En el Estado de México Morena tiene rechazo de 70%, Acción Nacional tiene en contra a 89% de la población y Alfredo de Mazo tiene un rechazo de 63%”.

Regresa a tribuna Miguel Barbosa. Dice con calma. “Estamos en el Senado, guardemos la compostura y el tono de voz, diputada Lía Limón, grita mucho”.

Temprano en las conferencias de prensa, Gamboa había dicho que “Coahuila no la vamos a negociar con nadie ni por nada”.

El diputado Emilio Enrique Salazar (PVEM) contesta: “Está mal que no haya un respeto y digas: ‘Corrompieron a los ciudadanos, nosotros somos de primera y los ciudadanos de segunda. Ellos se pueden corromper y nosotros, no’”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS